RETORNO A LO SAGRADO

¡Y sucedió que un día ellos empezaron a despertar, de ese sueño en el que muchas décadas permanecieron sumergidos!

“¡El mundo ha conocido locos tan hermosos¡ Todos los grandes hombres del mundo han sido un poco locos. Locos ante los ojos de la masa. Su locura residía en que no eran desgraciados, no sufrían de ansiedad.

No temían a la muerte.

Vivían cada momento con totalidad e intensidad.

Sus vidas eran hermosas flores, llenas de fragancia, amor, vida y risa.(1)

Humberto J. Escobedo Cetina, semillas de amor 1982 Oaxaca México

Ya son franqueables los cerrojos para acercarse y entrar, ya se anhela quedarse un mucho más, ensayan su espontaneidad mostrando su ser y ahora se gozan con placidez abiertamente abrazan todo lo que va llegando sin regatear descubren recursos para afrontar. El dolor del ahora comprenden que es inevitable y lo aceptan como parte de estar

en la antigua  complicada forma de medio vivir, medio querer y medio ser. Ellos los de antaño  llamaban amor a los apegos, a la posesividad,  a controlar, manipular,  violentar y  engañar. Llenaban sus  vacíos volcándose en comprar, acumulando cosas innecesarias que decían necesitar. Su lucha era para perseguir algo que ellos llamaban felicidad, corriendo y compitiendo, saciando, una especie de barriles sin llenar.  Se juntaban más por necesidad, que por  libertad, su ley fue a todo condicionar.

 Empiezan a entender en que consiste la  compasión, les sirve para mirar con cariño sus    debilidades  y poder así  ampliar  sus posibilidades

Aprenden a  hablar:  ahora sus interacciones  dejan de estar  plagada de juicios y suposiciones,  ya no pretenden que al andar juntos se conocen y pueden adivinarse  el pensamiento como una prueba de amor, de lealtad y de amistad. Ensayan ser abiertos, directos y francos, miran a los ojos, son sinceros, pueden pedir y dar a libre demanda.

Ahora deambulan hacia sus adentros con alegría, confían más en sus capacidades,, hay algo que los mueve hacia adelante, se prueban a si mismos y ante los demás ese maravilloso potencial que tenían guardado, ¡como medirse uno y otro traje, comprobando que les quedan muchos y que no tienen que conformarse con uno solo! No buscan definiciones, saben quién son y a donde van, hay un gozo fecundo cuando abrazan sus singularidad, saben que su fuerza nace de la vulnerabilidad

Estaban acostumbrados a ser guiados por alguien, sin mapas ni brújulas se movían al vaivén de las olas ajenas, tomados de la mano por la intuición, le hacen caso a su sabiduría interior, ya   miran con alegría  los grandes poderes y dones   que poseen,  han dejado de buscar afuera pedacitos  de los grandes tesoros internos que de siempre les pertenecen.

Es en este encuentro gozoso de unos y otros donde se saben parte del mismo tejido lo único que desean es que los cercanos y lejanos estén bien, continúen bien y hacen lo posible para que así sea. Sienten en función del todo y de las partes, sin condiciones, no como intercambio ni competencia todo es más fácil, bonito, fresco, llenador, motivante, gratificante, es como si antes bebían vasos y más vasos de agua y nunca quedasen satisfechos y ahora con un poquito hubiese saciedad total.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s