Lo que más nos incomoda de ellos

thEU3B3VOCRocío Chacón lo dijo así: cuando comienzas una relación amorosa todo es color “rosa”. Los meses de conquista son los mejores y todo es maravilloso. Sin embargo, cuando bajas de las nubes y te ubicas en la realidad, te ves batallando ante ciertas actitudes desagradables de tu pareja.
Sin duda la ilusión es un ingrediente primordial, según un análisis realizado por Cayetana Hurtado, coordinadora de la Escuela de Parejas de la Fundación Educativa Universidad de Padres, y dado a conocer por ABC.
Mujeres y hombres se hacen expectativas  de su pareja. En ellas se incluyen los modelos de parejas anteriores, el apego en la infancia y el tipo de educación que les inculcaron sus padres”, afirma Hurtado.
Esto significa que así como se comporta contigo así fue con otras mujeres, y que tu tienes algo en común con ellas, esto es que te pareces en algunos aspectos. También los apegos son importantes porque muchas veces traemos heridas de la infancia que no han sanado y nos relacionamos desde ellas, de ahi proviene el mostrarnos muy inseguras, celosas, dominantes, agresivas, egoistas, apaticas, etc.
Cuando estas conociendo a tu pareja es importante centrar tu atención en las cualidades y defectos de tu enamorado sin dejar de advertir las señales de alarma que pudiesen denotar poca confiabilidad del mismo (violencia, egocentrismo, deshonestidad, infidelidad, mezquindad por ejemplo), porque estas ya son palabras mayores, no se trata de pequeños defectos, se trata de faltas mayúsculas que deben revisarse aparte.
Hombre y mujeres pensamos y actuamos distinto por ello La claridad que necesitamos es para tener en cuenta con qué tipo de limitaciones vamos a poder lidiar; que si es posible o lograble y aquello que no. Esto no significa que salgas corriendo cuando descubras comportamientos que para ti son insoportables más bien es reconocer que a quien tienes enfrente no es un príncipe azul, sino una persona de carne y hueso y que además también tú tienes muchos defectos y ¿que va a suceder cuando él los empiece a descubrir? Tener pareja requiere una inversión de tiempo, de paciencia, de adaptación mucha motivación, creatividad, diálogo, acuerdos y negociaciones poniendo por delante las metas que nos hemos propuesto como pareja, se trata de disfrutarla no de sufrirla por lo tanto he aquí unas sugerencias para que sepas con qué tipo de especie te estás relacionando.

A la mayoría de mujeres nos molesta mucho la mala memoriade los hombres para recordar fechas importantes como cumpleaños, aniversario, festejos, viajes y es que pareciera ser que su corteza cerebral solo la ocupan con asuntos de trabajo. Es muy desagradable que no colaboren con las labores domésticas poniendo o levantando la mesa, lavando la losa, cocinando, y luego se quejan del poco o nulo tiempo que dedicamos a los arrumacos, -sin consideraciones suyas cuando vamos a la cama ya estamos exhaustas- .Los hombres no saben pedir ayuda más que a su madre pues tienen muy arraigada la creencia de que deben mostrarse fuertes y seguros, en ese afán por cubrir con su rol gastan mucha energía, si reconocieran que pedir ayuda es muy humano vivirían con menos presiones y gozarían de mayor salud.
A los hombres tampoco les encanta hablar sobre aspectos de la relación, cuando hay problemas hay que apostarle a la comunicación sobre todo si hay diferencias, de cómo nos sentimos cada uno, de que nos gusta o no, de nuestras preferencias, de cómo podemos hacer crecer la relación o de que podemos hacer para disfrutarnos más uno a otro, ¡qué difícil es exponer sus sentimientos a un hombre!
Hay hombres muy intensos que buscan todo el tiempo, llaman, envían mensajes, llegan de improvisto, quizá están acostumbrados a relaciones muégano pareciera ser que se la viven acosando, invaden nuestro territorio y se enciman en nuestras vidas, mantener cierta distancia resulta aconsejable porque es saludable. Que dejen ropa regada por todos lados, revuelta limpia y sucia, – pero no- ¡¡pero qué mal hábito!! ojalá se tomasen la molestia de doblar acomodar y guardar pero como rara vez lo hacen nos duplican el trabajo.
Resulta muyyy desagradable el que ni siquiera se toman la molestia de preguntarnos qué película vamos a ver, o de un determinado restaurant, dan por hecho que su decisión es la mejor, son unos bárbaros, síntomas de machismo que no se han permitido revisar. Que nos ignoren, dejan de llamar y preguntar cómo estamos por lo menos una vez al día, para ellos es muy cómodo desaparecerse nomás así sin dar explicaciones, (¿será machismo también?) pero si lo hacemos nosotras arde Troya arman un escándalo terrible, llaman a toda la familia y a la cruz roja. Esto lo leemos como una falta de delicadeza, de interés y a veces hasta de flojera. Aunque hay algunos estudiosos que afirman que esta especie necesita retraerse, darse espacios de libertad- no sabemos para qué-?
A veces nos arreglamos detalladamente, estrenamos un vestido, zapatos, invertimos en un look diferente y ellos ni siquiera se dan cuenta, no se fijan en los detalles, ni tampoco que necesitamos un “pero que linda estás hoy”, ¡¡ya que regresen de otro planeta!!
Que sean insensibles a nuestras necesidades y dificultades, que nos llamen exageradas o que estamos haciendo un drama cuando para nosotros resulta muy fuerte lo que nos está pasando por ejemplo la muerte de mi mascota o cuando no se muerden la lengua para decir que la película que a mi más me gusta es la más cursi que ha visto en su vida, Estos hombres pierden miles de puntos.
Que sean tacaños,esto es que limiten nuestros encuentros porque no quieren invertir en lugares agradables, en servicios y en todo aquello que agrega plus a nuestra convivencia.
En suma lo que mas demandamos las mujeres de nuestros hombres es: que nos hagan sentir queridas, necesitamos un apoyo incondicional, que tome en cuenta nuestras necesidades, que propicien momentos de intimidad, fortalecer nuestros  vínculos  con responsabilidad y compromiso, que esté siempre ahí en las buenas y en las malas, que sean pulcros, que sean generosos, que esté siempre dispuesto a mejorar en todos los aspectos, sobre todo como amantes.
.

Mujeres de las que los hombres huyen

 

th269H7OPGCuantas veces nos hemos preguntado ¿porqué si es tan hermosa, inteligente, elegante y preparada no tiene pareja? O bien porque sus relaciones no perduran, será que asusta a los hombres? -y hay demasiado de cierto en ello- no todas las mujeres están entrenadas para sostener una relación amorosa, y es que en su huida de los patrones tradicionales como por ejemplo de ser mantenida por los hombres ellas mismas caen en un rol defensivo, extremista y también sexista. Convierte entonces sus relaciones en una competencia donde a cada escalada se van perdiendo uno al otro. El tiempo compartido es una lucha de poder donde cada cual quiere tener la razón y ponerse por encima del otro. Al parecer es un tipo de relación destructiva que desgasta lejos de acercar, más bien crea una muralla infranqueable . Otro ejemplo es caer en el otro extremo de perseguir y atosigar al hombre mediante llamadas o mensajes a través de diferentes medios, -esto no gusta tampoco-, el hombre se siente emboscado y saldrá de inmediato a recuperar su libertad. Vale la pena recordar, sin embargo, que a pesar de estar juntos en una relación, cada parte debe tener su propio espacio privado. No se puede construir una vida encima de otra, cada cual tiene una historia, tiene sus secretos y también un territorio que por momentos comparte con los demás pero también decide cuándo y hasta donde. Estas mujeres no entienden la simple verdad de que se vale halagar la vanidad de ellos, a veces darles por su lado, y fingir ingenuidad. Nuestros hombres necesitan sentirse seguros, aceptados y aptos.

Aprender a convivir con un hombre no es nada del otro mundo si sabemos convivir con nosotras mismas, si valoramos de ellos todo lo que aportan a la relación y si además estamos dispuestas a respetarlos.
Entre las cosas que los hombres no soportan de las mujeres están las siguientes: huirle a la intimidad, tener expectativas demasiado elevadas respecto a la relación , falta de sentido del humor, ser controladoras, las que dan en exceso, la que desea que la mantengan, la que su mayor deseo es casarse, entre las más destacadas. No está de menos añadir otras que aunque en menor escala también viene a engrosar la lista. La que finge estar extremadamente bien, la que sabe mucho de arte o ciencia y cultura, las inmaduras emocionales, la que se siente superior a cualquier hombre, la excesivamente correcta, las que parecen hombres pues no tiene la menor coquetería en su arreglo y forma de ser, las autosuficientes esto es que jamás permiten que se les pague una cuenta y mucho menos que se les abra la puerta del auto e incluso cargarles las bolsas del mandado.
Tener intimidad es propiciar tiempo para estar juntos, platicar y conocernos, en esencia una mescla de amor y amistad caracterizado por el compartir y entendimiento mutuos. Cuando una mujer teme esto es probable que en el fondo exista miedo a ser rechazada, al abandono y a la pérdida.
Son expectativas superlativas las que podemos explicar así; cuando encontramos a nuestro hombre y creemos que somos capaces de cambiarle hábitos que nos desagradan como beber, fumar, comer en exceso, ser obeso, jugador, mujeriego. Esto es una gran trampa, nadie va a cambiar solo por dar gusto a los demás, es mejor aceptar a la persona tal como es o mejor no hacerlo. De lo contrario vamos a enfrentar la decepción, pero ojo no es nuestra pareja quien nos decepciona, sino la forma en que acomodamos las cosas.
La solemnidad, el exceso de austeridad, la seriedad no son propicios en las relaciones afectivas dado que mucha tensión se elimina si usamos el sentido del humor. La distancia más corta entre dos personas es la risa por lo tanto aquellas mujeres fúnebres, sufridoras, o que parecen guardianes son rechazadas porque provocan temor en los hombres, un problema pequeño se convierte en una bola gigante ya que todo se lo toman demasiado en serio.
Tener el control absoluto de la relación con actitudes de dictadoras porque hay un miedo espantoso de mostrar sus inseguridades. Sin consultar, solo imponer, manipular, chantajear para lograr salirse con la suya .Es muy bueno platicar acerca de nuestros gustos, de lo que deseamos, de lo que no nos agrada y ya es decisión del otro el hacer algo al respecto o continuar igual. Y si además somos insistentes y hasta usamos el chantaje para exigir que cambie menos lo hará.
Las que solo se interesan por la cartera de su hombre, quieren ser mantenidas y que sean cumplidos todos sus caprichitos, de lo contrario hacen berrinche como niñas chiquitas, imaginen cuando sea la esposa? Tendrá trabajando al marido como burro porque nunca estará satisfecha, siempre querrá más y más.
Las que solo llevan saliendo algunas semanas con el hombre y ya quieren presentarlo con su familia, preguntan todo el tiempo: ¿a qué estarías dispuesto por nuestro amor? para ver si el tipo se engancha y le pide matrimonio, los llevan de manera tendenciosa a ver casas, condominios, muebles y entre suspiro y suspiro están mandando mensajes de que urge firmar el contrato.

thMDWS2UD7

 

Dar todo en cualquier tipo de relación no es sano, la reciprocidad resulta favorable, buscando ser equitativos le damos equilibrio a la relación. Las mujeres que dan demasiado tienen el complejo de Wendy, se sienten rescatadoras o mártires, o son la amante fácil, las que dan todo a los demás porque se han anulado a sí mismas, por lo tanto no buscan darse primero.
Falta agregar lo que Ariadna publicó en su blog: “sobre exigentes y que nunca están conformes del todo. “Vos misma lo estás diciendo AUTO-SUFICIENTE, los hombres no se acercan porque ustedes no les dan el espacio de hombre, como son mujeres ocupadas sólo los buscan para tener un “consolador con piernas” lo primero que le dicen a un hombre: “yo tengo mi vida” o sea a ustedes mujeres guapas y autosuficientes les gusta controlar todo, el día que se ven la hora, qué van a cenar, les falta querer ponerle collar y correa, y cuando encuentran un hombre que no sigue esas reglas, que no les tiene miedo y va al frente ahí ustedes retroceden, porque ese si es un hombre, pero cuál es el problema ahí?, no lo pueden dominar ni darle órdenes, entonces preguntan porque los hombres huyen? ,los hombres no huyen, ustedes sólo buscan tipos que puedan dominar, y cuando aparece uno que es indomable ahí ustedes lo dejan pasar, sólo buscan lo que a ustedes les conviene, lo que les queda mentalmente cómodo, ustedes quieren sexo sin consecuencias, y se olvidan que ustedes mujeres guapas y autosuficientes tienen la consecuencia más grande, no son felices”
Una mujer a la que cualquier hombre estará dispuesto amar es; la que sabe escuchar, la que da consuelo, la que sana con sus palabras, la que no busca un príncipe azul o el personaje de telenovela, la que quiere un hombre de carne y hueso, con muchos defectos, tantos como los que ella tiene, la que no pone por delante los errores, las dificultades y limitaciones de su hombre como pretexto para salir huyendo, esta mujer no suprime, no juzga, no pone etiquetas ni quiere el control absoluto de la relación, sabe ser pareja, reconoce los aciertos abiertamente y se ocupa poco de las equivocaciones, es compañera, amiga, amante y se permite caminar lado a lado de su pareja.

Sigue leyendo

Porque el amor duele?

 

7785c057-4678-4503-a0bc-0fa2c36d79ef.jpg

Son muchas las generaciones que hemos sobrevalorado al amor, le hemos encargado el cumplimiento de muchos sueños, de grandes alegrías, de nuestra auto-realización, entre muchas otras. Nos llenamos de expectativas con el interés de que sea una especie de tabla de salvación. Llegará o nos lo encontramos en la persona adecuada que nos hará felices para siempre.
Resulta lógico pensar y sentir así pues nuestra educación emocional estuvo en manos de la televisión abierta con programas como la Rosa de Guadalupe, Mujer casos de la vida real y las incontables telenovelas que hemos visto. Así también en las canciones de José José, Juan Gabriel, Vicente Fernández, entre otros, donde el tema principal es el abandono, el engaño, la perfidia, y la frustración. Aprendimos una forma de amar, un estilo de ser pareja -obviamente no el más sano-  el mal amor en otras palabras. Mucho de lo que aprendimos en estas dramáticas historias es que el amor duele, que provoca sufrimiento, que hay que ganarlo, que entre mayores dificultades tengamos con la pareja más fuerte y profundo será nuestro amor, Un amor que nos libera de la tristeza, de la soledad, que nos hace ser alguien en la vida, que le da sentido, que nos limpia del dolor y la miseria.
Mantenemos una creencia errónea; – que la persona existe en algún lugar y solo se requiere de un poco de suerte para hallarla- y luego todo sucederá mágicamente.
El buen amor se edifica, hay una construcción del mismo, la mayoría de las veces cuando ha pasado el enamoramiento. Es a base de una buena comunicación aceptación, admiración, respeto, trabajo de equipo y proyectos en común como podemos cimentarlo. Para hacerlo crecer hay que creer en nosotros y en nuestro vínculo al que hay que tener fidelidad, confianza y perseverancia”.(1 )
Modificar todas las creencias que subyacen en torno a la vida afectiva de la pareja depende de una actitud madura para relacionarnos, también así del autoconocimiento que tenemos, depende de la forma que hemos enfrentado y curado nuestras heridas de la infancia, de tejer con conciencia y coraje un presente digno, así también la disposición de enfrentarnos a nosotros mismos con el espejo que es nuestra pareja, pues es en ella donde podemos vernos reflejados en nuestra totalidad.
El vínculo amoroso atraviesa por un proceso evolutivo donde los dos somos responsables de su desarrollo y plenitud.
Vivir la relación de pareja con la expectativa de que debe hacerme feliz es alimentar la codependencia, mi felicidad depende de mí y mi pareja amplifica esa mi felicidad pero no le toca resolver mis insatisfacciones.
“La pareja es un ingrediente, aunque no el único, de un estado interno que experimentamos como gozo y armonía y que consiste en sentirnos vinculados, pertenecientes, unidos y en familia. A través de la pareja nos sentimos acompañados hay un sensación de esperanza en la que nuestros vacíos desaparecen y aunque sea por momentos nos sentimos completos”.(1 )
Jorge Bucay explica; “muchas parejas reales admiten que el otro no les trajo mayor felicidad, sino mayores retos y complicaciones, así como una mayor capacidad para afrontar problemas, conflictos y desacuerdos, además incluso sienten que la relación y la convivencia les debilitan, desgastan, y desvitalizan, por lo que necesitan revisarlas cada tanto y modificar lo que ha dejado de funcionar. Las parejas que perduran afrontan distintos ciclos vitales y retos, como la crianza de los hijos, su crecimiento, su autonomía, la muerte de los padres, la vejez, etcétera, y a menudo necesitan movilizar grandes recursos para salir airosos y reforzar su vínculo. Convivir es mucho más que estar juntos, mucho más difícil, mucho más desgastante, mucho más movilizador pues requiere ingenio, creatividad y constancia para mantenernos unidos
La convivencia implica necesariamente la constitución de una lista de pactos que mientras no convivíamos no eran necesarios.
Por eso la convivencia representa en sí misma una gran puesta a prueba para el vínculo amoroso. Es muy diferente que nos peleemos y te lleve a casa y vuelva a la mía, o cuelgue el teléfono y no te llame hasta que se me pase, o no atienda el timbre para ignorarte, que discutir a rabiar pero dormir en la misma cama toda la noche”.(2 )
Aunque algunos son escépticos ante los vínculos actuales, pues tienen una duración cada vez más corta, hay hombres y mujeres que a los treinta años han tenido tres parejas e hijos con cada una, que sucede entonces?
En el mundo de los amores líquidos se plantea de esta manera; “el compromiso con otra persona, particularmente un compromiso incondicional como el de “hasta que la muerte nos separe, en las buenas y en las malas, en la riqueza y en la pobreza, se parece cada vez más a una trampa que debe evitarse a cualquier precio”. ( 3)Significa que las parejas actuales no están dispuestas a soportar, sostener y equilibrar la relación porque hoy todo es desechable, es intercambiable entonces no necesitan esforzarse por permanecer juntas.
“La dependencia que ha cobrado rápidamente un matiz peyorativo, es la base de la responsabilidad moral hacia el otro” (3 )Esto también lo podemos observar en relaciones donde hay sexo sin amor, y parece que la apuesta es no enamorarse para no crear lazos, ni derechos, tampoco obligaciones. Se permanece junto al otro mientras no haya dificultades, de lo contrario buscan la salida fácil ya que la oferta afuera es impresionante.

Sigue leyendo

Petra por su Casa

  La recuerdo sonriente, siempre alegre y jocosa, juguetona, parlanchina, invariablemente rodeada de chiquillos tramando un sinfín de travesuras. Ocurrente a más no poder, con una gran creatividad para divertir y pasarla a gusto, sin jamás preocuparse por nadie y por nada

thEK8WGY2MEdelmira es gruesa, con una cara cuadrada, de mirada desconfiada y caminar titubeante,   se ha vuelto solemne,  hay un dejo de tristeza en su mirada, vive en la añoranza de sus tiempos de juventud, donde conoció el amor, el éxito, el placer, la abundancia. A Edelmira por el lugar que ocupa en su clan familiar le toco ser nana de algunos de sus hermanos, la obligaron a crecer siendo una niña, no pudo prolongar su etapa de juegos con muñecos ya que estos fueron substituidos por el hermanito que año con año su madre daba a luz.
Edelmira fue la hija favorita de su madre quien le dio un lugar privilegiado entre sus hermanos, a cualquiera se le podía castigar menos a ella. Entonces a veces los castigos que le tocaban a ella su papá los repartía entre sus demás hermanos. Quizá de aquí provienen las relaciones un poco tensas que mantiene con algunos de ellos. Nuestra buena amiga cree que debería ser tratada como lo hacía su madre, pero esta murió hace ya un buen tiempo, y de alguna forma Edelmira tiende a relacionarse de una manera abrupta con su gente más cercana.
A Edelmira nunca le gustaron las labores escolares, ¡que fastidio aprender a multiplicar!¡a pronunciar letras!, ¡identificar lugares remotos que quizá nunca fuese a visitar! ella prefería contar chistes, bailar, brincar, corretear insectos, cortar frutillas silvestres, llenarse la barriga de fruta verde bajada de los árboles. Su vida infantil era un vacacionar permanente, nada se tomaba en serio y hasta los severos castigos de su padre le resultaban divertidos. Pudo haber sido una bailarina famosa si se le hubiese encausado bien, pero en el seno familiar donde vino a caer no había tiempo para planear el futuro, y mucho menos para conocer las necesidades de cada descendiente. Papá y Mamá cumplían con alimentar frugalmente a sus hijos pero desconocían su vida emocional, sus aptitudes y mucho menos estaban al pendiente de sus avances y retrocesos para desarrollarse. Así que creció un poquitín torcida a falta de atención de sus progenitores. Edelmira tomaba semillas de aquí y de allá, frutas, hortalizas y todo lo que apareciese ante ella sin custodia visible, era algo que disfrutaba mucho, y hasta hoy que ya es mayor lo sigue haciendo, pues nunca interiorizo que cada cosa tiene un dueño.

Su gran pasión es estar al tanto de su familia así que se pasa de visita con cada una de las tías, primas, sobrinas y demás descendencia, es uno de sus grandes valores la convivencia familiar, ella puede renunciar a muchas cosas pero por nada se pierde el pasar lista con su parentela. Y vaya que se preocupa por todos ellos, resulta conmovedor lo acomedida, lo servicial, y el gran interés que tiene por mantener a su gente unida.th

En la familia de Edelmira se carecía de centro, así que la maduración en cada uno de sus hermanos llevó un poquitín más de tiempo y es quizá  en lo más profundo de su ser hay una renuencia a madurar y responsabilizarse de su vida. Camina  adoptando facetas de niña desprotegida y quizá sin darse cuenta lo usa para chantajear emocionalmente a los demás. Le ha servido para recibir apoyos de muchas índoles de parte de sus parientes y demás gente a su alrededor.
Edelmira es muy buena para dibujar, tiene mucha facilidad para elaborar caricaturas. Así que invierte una gran parte de su tiempo a plasmar caritas sonrientes, enojadas, malévolas de personajes animados que va a entregar en una editorial, lo que resulta cruel es que recibe muy poco a cambio, pues ella no sabe el valor comercial de su trabajo extraordinariamente creativo. Este es un don heredado de su abuela materna, ella siempre hizo dibujos geniales, mismos que le dieron sustento en demasiadas ocasiones pues sus amigas le hacían encargos de perros, gatos, conejos, ardillas, loros, pájaros y cualquier especie del mundo animal.
También es excelente para la repostería, le fascina preparar pasteles en miniatura de muchos colores y sabores, siempre mesclando nuevas texturas, nuevas combinaciones .que orgullosamente elabora en cada reunión familiar, recetas secretas que nadie conoce.

Ella cree que es una “guerrera justiciera”, que vino al mundo a poner a cada oveja descarriada  en su lugar, así que no se muerde la boca para decirle sus “verdades” a cuantos  se cruzan por su vida. Sus delirios de grandeza le hacen imaginar que ella es una elegida de dios, portadora de la verdad, “su verdad” obviamente, y que su misión en esta vida es darla a conocer a personas desarraigadas. ¡¡¡Ahh que diera por viajar a la India, o al Africa y llevar la luz de Dios a toda esa gente que vive en las tinieblas ya que danzan con el diablo. Edelmira no ha podido acomodar de manera amigable la infinidad de experiencias desagradables  que ha venido a padecer. La influencia del clan familiar pesa demasiado sobre sus hombros, ella carga sin saberlo con mandatos ancestrales que la mantienen prisionera, su libertad depende del grado de conciencia que pudiese lograr con tan solo aplicar a su vida todo aquello que predica.

Edelmira no es mala, solo que sus creencias la arrastran a realizar cosas que resultan abominables, es demasiado tóxica y la relación con ella debe ser con pincitas ya que todo lo interpreta y retuerce a conveniencia. Siempre está dispuesta a dar favores para que posteriormente esto implique ponerse con ella en un alto nivel de deuda,  es ingeniosa, es creativa, es original, tiene talentos artísticos, y no pocas virtudes que ni ella misma conoce. Es una lástima que en esta vida no pueda mirarse, reconocerse, alegrarse de ser quien es y amarse.
Hoy Edelmira encontró con un viejo pretendiente y han estado saliendo de vez en vez, él le ha propuesto que venga a vivir con él y Edelmira está sumamente emocionada, ¡que pena! pues Urtecho le anda diciendo y prometiendo esto mismo a media docena de mujeres con las que en alguna época tuvo algún tipo de acercamiento. ¿Porque siendo tan desconfiada con los demás resulta tan crédula con los hombres?

Edelmira podría ser más  feliz si pudiese reconocerse en sus imperfecciones, necesita conocerse y conectarse con la gente a través del amor, de un amor basto sin condiciones, sin exigir garantías de nada. Necesita aprender a confiar en ella y en el gran potencial que tiene. Toda su divinidad está agazapada queriendo salir pero no sabe cómo apropiárselo. Edelmira tiene que romper con su pasado, darle un re-significación a cada una de sus experiencias, hacer las paces con todo ello e instalarse en el presente, permitiéndose ser simple y sencillamente sin todas esas identidades que se ha ido inventando. El día que ella se acepte así al natural dejará de necesitar que los demás la vean.

Miedo-nino-dano_reference

 

 

Infidelidad es Deslealtad?

 

 

05277g-evitar-infidelidad-parejaLa infidelidad no solo es engañar o quebrantar un código moral, es lastimar, herir y destruir al semejante” Walter Riso
La palabra Infidelidad proviene de in que significa no y fiel que es igual a fe o creer
En el seno de una pareja la infidelidad equivale a traicionar el acuerdo de exclusividad pactado de forma implícita o explícita en el que mi pareja y yo nos hemos comprometido a respetar nuestra promesa de no mentir ni ocultar y especialmente mantener relaciones sexuales solo entre nosotros.
Tomando en consideración que un gran número de matrimonios estables y funcionales, con una estructura definida se han desbaratado por causa de la infidelidad, cabe preguntarse si debemos revisar que el cumplimiento de un pacto siga siendo un cimiento significativo para mantener una relación conyugal favorable. En gran medida porque a demasiadas parejas les resulta inadmisible, con daños irreparables que culminan en la separación de las mismas.
Pero ¿en qué consiste un acto de infidelidad? Tener una cita formal?, ¿platicar de manera continua?, ¿ir a bailar, cenar, tomarse unos tragos?, ¿tener relaciones sexuales? ,¿besarse solamente?,¿ pensar en la otra persona y tener fantasías con ella?. Estoy de acuerdo en que cada pareja debe hablar y dejar bien claro el tema.
Una amiga confiesa que cuando su marido empieza a hablar con mucha emoción de una compañera de trabajo esto le causa dolor de estómago pues es un aviso de que hay algo más que atracción entre ellos.
Las causas de la infidelidad humana son múltiples: Podemos considerar prioritariamente la historia erótica individual y después un conjunto de probables causas; prestigio social machista, tendencia a repetir ejemplos familiares de variabilidad( abuelos y padres con hijos desparramados) insatisfacción en muchos aspectos, monotonía, curiosidad, búsqueda de novedad,, venganza, desenamoramiento, soledad, necesidad de amor, comunicación deficiente, , miedo a la intimidad, irresponsabilidad, abandono emocional, entre muchos otros más.
Hay causas que dependen de la relación de pareja como son una deficiente comunicación, incumplimiento de expectativas, pérdida de la confianza, desajustes y conflictos emocionales sin resolver.
Por ejemplo hay hombres y mujeres que tienen fantasías sexuales y que por temor a ofender al otro se los reservan pero viven su vida íntima con demasiada frustración. Un gran número de parejas ejercen venganza negándose a tener sexo cuando hay desacuerdos, malos entendidos, enojo o recelo.
Cuando se debilita la confianza entre los dos también es frecuente la negativa a hablar de necesidades, preocupaciones, de lo que se observa e interp yreta guardarse muchas cosas, acumular tensión y con todo esto se empiezan a sumar pretextos para salir a buscar afuera lo que no hay en casa.

thWPFJ637R

La infidelidad puede considerarse como un mecanismo de evitación o disminución de la relación afectiva profunda con la pareja, es una especie de búsqueda de libertad ante una especie de “yugo” que provoca ansiedad asfixiante a la que se responde con ambigüedad pues se desea y teme al mismo tiempo.
La infidelidad también tiene como origen la insatisfacción personal, pues la persona tiene conflictos sin resolver a nivel individual mismos que se irán agravando cuando se sumen además otros conflictos propios de su relación.
La falta de intimidad es otra causa. No querer propiciar acercamientos con el cónyuge. Pues como lo explica Mc Cary 1968 “La intimidad es la espina dorsal del amor. Con la intimidad en una relación amorosa, los potenciales de la gratificación sexual son extraordinarios Los seres humanos no buscamos muchas relaciones amorosas, más bien buscamos relaciones significativas, que solo la intimidad es capaz de proporcionar.

El psicólogo estadounidense Aaron T. Beck señaló que” la infidelidad conyugal, a pesar de ser bastante común, causa un efecto tan traumático en el consorte ofendido debido al significado simbólico de la «aventura». Esto debido al pensamiento polar de todo-o-nada, en donde se concluye que una pareja es totalmente fiel o totalmente infiel sin cabida a puntos intermedios. También destacó que es común una visión negativa de la infidelidad, pues suele ser equiparada con palabras descriptivas como: traición, engaño, perfidia; lo que genera una «percepción catastrófica» de ocurrir. Además, expuso que un efecto frecuente tras descubrir una infidelidad es la devaluación no de la pareja sino de la propia persona, manifestando dudas sobre el atractivo y la suficiencia mediante pensamientos automáticos como «fracasé», «no sirvo para nada», «nadie me necesita», etc. Por otra parte, afirmó que la infidelidad no necesariamente es la causa de debilitamiento de una relación, sino que incluso puede ser el síntoma de una relación ya vacilante”.
Cuando nos enamoramos pensamos que hallamos por fin nuestro “ideal” que nos complementa y satisface en muchos aspectos. Pero a veces detrás de esa búsqueda de la perfección se encuentra el miedo a la decepción insoportable y el engaño, si la relación no cumple del todo nuestras expectativas.
Resultados graves y aplastantes derivan de apostarle todo al estado de enamoramiento donde no podemos ser objetivos para mirar nuestro vínculo amoroso como un proceso evolutivo donde ambos somos responsables de su desarrollo y plenitud, sino más bien como una apuesta donde nos estamos jugando expectativas, ilusiones, buena fe, fantasías y creencias que a veces ni siquiera se han hablado y que resultan inalcanzables.
Esto presupone el fin de la vida amorosa de quienes han sido víctimas de la infidelidad pues pierden la confianza en sí mismo(a)s y en el género opuesto.

Walter Riso afirma: “la fidelidad es un acto de voluntad, no del corazón”
“El amor es posible cuando existe un cierto grado de desarrollo individual y confianza en uno mismo, esto es resultado de una evolución psicológica que logramos cuando hemos madurado emocionalmente y además podemos respetarnos y amarnos”.
Walter Riso, Jugando en el fuego, edit. Oceano
Beck, Aaron T. (2010). «Con el amor no basta: Cómo superar malentendidos, resolver conflictos y enfrentarse a los problemas de la pareja». México: Paidós. ISBN 978-968-853-170-9.
https://es.wikipedia.org/wiki/Infidelidad

th

 

 

 

 

YA CUMPLE 40 MI NENE

thEMUH4P1H

thJ5Z86QSA

 

 

 

 

Es frecuente escuchar decir a algunas mujeres; “mi hijo será un gran profesionista”, “él si va a lograr ser alguien”, “no un pelagatos”, “él no va a sufrir las miserias que yo pase”, “yo quiero que haya un doctor en la familia y ese va ser mi hijo”.
Y al referirse a su relación afectiva con el niño suelen llamarle mi rey, papá, mi razón de vivir, el dueño de mi corazón, mi príncipe azul, mi gran amor, mi bebé, la luz de mis ojos y muchos otros más.
Este fenómeno es observable en mujeres jefes de familia, en parejas separadas, en núcleos familiares donde el padre es periférico, en parejas que necesitan un tercero para arrinconarse uno a otro, así también donde prevalece un clima de hostilidad, y de insatisfacción.
Son personas con profundas carencias afectivas que ven en el hijo a su salvador, depositando en el la responsabilidad de compensarles dichas carencias. Quizá aun sin haber nacido este nuevo ser ya empieza a cargar con las demandas, con las expectativas, con frustraciones, con idealizaciones que la madre le va ir adjudicando.
Mamá se dedicara en cuerpo y alma a mimarlo y sobre-protegerlo. Es frecuente que este pequeño comparta la habitación y la cama con mamá hasta muy entradito en años.
No es de extrañar que un hijo con este tipo de madre difícilmente logrará tener una vida propia más bien estará para complacer, para halagar, para hacer feliz, para llenarle todos los vacíos y necesidades a su madre. De forma inconsciente se establece un contrato entre madre e hijo para que así vivan sus vidas sin poder el hijo reclamar ni rebelarse contra el ser que le dio la vida.
Cuando se hacen adultos no nos sorprende que este tipo de hijos permanezcan en la casa de mamá o con ambos padres y peor aún que sigan dependiendo económicamente y emocionalmente de ellos.
Así también que tengan muchas dificultades para entablar relaciones de pareja, o para permanecer con ellas por tiempos prolongados y sin querer adquirir cualquier tipo de responsabilidad.
Si mamá no tiene pareja también será una calamidad que logre algo para ella, Su energía no está disponible para ser mirada por los hombres que la rodean, quizá lo intente muchas veces y siempre se estará auto-saboteando. Pues la pareja de mamá es su hijo, la pareja del hijo es mamá simbólicamente hablando, hay de por medio un contrato grabado en el subconsciente que sigue vigente.
El fenómeno a observar aquí en este tipo de problemáticas es que las energías están mal distribuidas y los lugares que se ocupan no son los que corresponden, hay una mala alineación. El bebé de mamá dejó de serlo hace muchos años y no se cortó el cordón umbilical.
No hay malas intenciones, no se hace para perjudicar al hijo, es el desconocimiento del cómo instalamos creencias, de cómo movemos nuestras energías, porque la palabra es una energía. Porque de tanto repetirle al niño algunas frases como las arriba mencionadas estas terminan convirtiéndose en verdades absolutas que rigen su vida.
Tomar al hijo como lo que es, devolverle su autonomía, renunciando a lealtades absurdas y ponernos cada uno en el lugar que nos corresponde es un trabajo de constelaciones familiares. Haber dado vida a nuestros hijos no nos da ningún derecho a coartarles la libertad de ser, de equivocarse, de tener metas distintas, sueños, ilusiones y vidas diferentes.

Es urgente que las mujeres encontremos nuestro sentido de vida en diferentes   ámbitos y que nuestra autorrealización no esté emparentada exclusivamente con la maternidad.

EDIPO

 

Acuerdos que atan y matan

pequenosgigantes_big

 

Desde la P N L estar programados equivale a haber guardado datos…¿de quién? obviamente de una figura de autoridad, un ejemplo de ello sería lo que nuestra madre nos ha dicho : “te enfermas porque no me haces caso”, ”Tienes que cuidar de tus hermanos”, “los niños que son conformes son los mejores”, “tú me vas a matar con tu desobediencia”, “búscate un hombre que valga la pena”. Estos decretos constituyen creencias encadenadas no lógicas que dominan nuestra vida ya que no son observables a simple vista, casi siempre subyacen a nuestra estructura superficial, pero se hacen visibles por la forma en que hablamos, la forma en que se dicen las cosas, ejemplo (Uno de mis defectos es ser muy aprehensiva)…..quién lo puso en mi cabeza? Papá, mamá, mi pareja, algún profesor? -es así como emergen de nuestra estructura profunda o subconsciente-.

“La programación se realiza de diferentes maneras ya sea en forma seductora, en forma de amenaza, de consejo, como dar instrucciones o chantaje. y conlleva distintos personajes: el niño interior, el padre o adulto interior y la relación   interior. Se le llama “niño interior” a la parte de la personalidad que representa todos los sentimientos y experiencias infantiles, al “adulto interior” al padre a quien nos parecemos, y “compañero interior” a la persona con quien repetimos la relación programada y a la “relación interior” a la manera programada de relacionarnos”.

Casi nadie está consciente de las actitudes que asume mientras se relaciona ejemplo: como alguien desamparado, como alguien con poder, dominante, pasivo, permisivo, soberbio, humilde etc.

Fue durante nuestra infancia que experimentamos circunstancias y emociones, quizá harto desagradables, mismas que tuvimos que aprender a reprimir. Ya adultos repetiremos automáticamente dichas emociones, y de aquí en adelante nos van a controlar.

Somos programados a través de las creencias que sostienen nuestros familiares, educadores y figuras con autoridad sobre nosotros. Dichas creencias no son verdaderas en la mayoría de los casos, sin embargo son cercos que delimitan conductas en todas las personas. Si por ejemplo mi creencia es todos los hombres son infieles, entonces lo que yo voy a encontrar y atraer para mí son este tipo de hombres.

Existen creencias limitantes pero también las hay liberadoras. Las creencias limitantes te restan poder, te inhiben, las utilizas para justificar tu pasividad. Las liberadoras en cambio estimulan tu iniciativa y te ayudan a superarte. Cuando quieres quitar una creencia que te perjudica: (En nuestra familia nunca ha habido divorcios) debes substituirla por otra liberadora:(Tengo derecho a decidir con quiero pasar el resto de mi vida)

“Las razones por las que escogemos cualquier cosa, desde el sabor de una bebida, hasta la persona con la cual planeamos pasar el resto de nuestras vidas, no son el resultado de lo que deseamos, sino de cómo estamos programados subconscientemente para atraer o evitar, seleccionar o rechazar, aquello que decimos desear”

“La mayoría de nuestras preferencias no provienen de nuestra mente consciente, no son una elección, la mente subconsciente es la que se encarga de escoger la relación perfecta para ti Tendemos a elegir de manera consistente, al mismo tipo de persona con la que hemos tenido problemas en relaciones previas.”

“Elegimos a una persona que nos recordará a uno de nuestros padres, con la cual volveremos a reproducir y vivir las mismas situaciones que conocemos, sean agradables o no, y si no intenta definir a cada uno, a tu padre y a tu pareja, ve que aspectos tienen en común.”

Lo que determina la selección de pareja no es cómo fueron mis padres conmigo, sino cómo fueron el uno con el otro durante mi temprana infancia, la forma en que se relacionaban, maltrataban, enojaban, castigaban, acariciaban, reían y divertían.

“Siendo que cada persona se parece más a uno de los dos padres (padre o adulto interior), que al otro, buscará a una persona que se parezca al otro padre (compañero interior), sea que haya sido buena, mala o espantosa. Ese es el motivo por el cual uno repite patrones. Aunque se haya jurado nunca hacerlo”. Es un condicionamiento subconsciente, por eso uno no se da cuenta en qué momento eligió lo mismo. Date cuenta que tu madre y tu esposa se parecen, y posiblemente tu cuñado y tu papá.

Si de niño escuchabas con frecuencia: <no te lo mereces>, <eres malo>, <no sirves para nada>, <dios te va a castigar>, <deberías ser como tu hermano>, <nunca llegarás lejos>,< tu obligación es quedarte a cuidar de nosotros>.No es de extrañar que todos estos condicionamientos te estén impidiendo ser exitoso,  dejar a tu familia, emprender algo grande que experimentes culpa, ,etc. Todo esto está grabado en el subconsciente y hay que removerlo. Es muy probable que desconozcas todo aquello que te mantiene atorado.

Expertos en constelaciones familiares y PNL son los indicados para hacer modificaciones a las creencias que te dañan.

La ciencia de la vida Lucie Perrault México 2014 tu libro en 21 día spp-73-79

 

dulceros-de-payaso-3411-MLM4277568597_052013-F