¿Peso o levedad?

 

th163TDAXX

 

Milán Kundera escribió

“Si cada uno de los instantes de nuestra vida se van a repetir infinitas veces, estamos clavados a la eternidad como Jesucristo a la cruz. La imagen es terrible. En el mundo del eterno retorno descansa sobre cada gesto el peso de una insoportable responsabilidad. Ese es el motivo por el cual Nietzsche llamó a la idea del eterno retorno la carga más pesada”.

“Pero si el eterno retorno es la carga más pesada, entonces nuestras vidas pueden aparecer, sobre ese telón de fondo, en toda su maravillosa levedad”

“¿Pero es de verdad terrible el peso y maravillosa la levedad?”

“La carga más pesada nos destroza, somos derribados por ella, nos aplasta contra la tierra. Pero en la poesía amatoria de todas las épocas la mujer desea cargar con todo el peso del cuerpo del hombre La carga más pesada es por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida. Cuanta más pesada sea la carga, más al ras de la tierra estará nuestra vida, más real y verdadera será.”

“Por el contrario la ausencia absoluta de carga hace que el hombre se vuelva más ligero que el aire, vuele hacia lo alto, se distancie de la tierra, de su ser terreno, que sea real solo a medias, que sus movimientos sean tan libres como insignificantes.”

“¿Entonces que hemos de elegir? El peso o la levedad?”

Un número enorme de mujeres prefieren la carga más pesada: cargar con la educación de los hijos, su manutención, cumplir con una jornada laboral, hacerse cargo de sus padres cuando son mayores, a veces con los hermanos que no acaban de crecer, cargar con un marido alcohólico, desobligado o inmaduro, en fin cargar con todo. ¿De donde proviene este determinismo femenino?, de donde la fuerza, la voluntad, el coraje, para asumir tanta carga y responsabilizarse al igual?

Si como dice Milan Kundera la imágen de la más intensa plenitud de la vida es la carga más pesada. Esto significa que una mujer cuando decide tomar su carga le hace sentir integrada, enraizada, verdadera, completa.¿ Tener una carga otorga significado y sentido a nuestras vidas?.

En nuestra información genética subyace esta información: cuando los hombres salían de cacería y se ausentaban meses, eran las mujeres las que quedaban al frente del clan, alimentando, cuidando a los pequeños, protegiendo de los animales salvajes. Parir hijos, criarlos y estar al frente de todo lo que aconteciera. Pero los tiempos han cambiado y la mujer moderna necesita proyectar su significado evolucionando para sí misma, usando su empoderamiento para conocerse hacerse, restaurarse, reeditarse , abastecerse y evolucionar amorosamente.

Y es que todo el poder que las mujeres tienen sobre su familia, sobre su comunidad y su trabajo, es tiempo de que lo dirijan hacia sí mismas, es tiempo de que todas y cada una de las mujeres de este planeta empiecen a tener tiempo para sí mismas, a gastar su dinero en ellas, a cuidarse, a conocerse más, valorarse otro tanto, darse a sí todo lo que siempre han repartido entre los demás, crearse una vida propia, gozarse de su tiempo, de su espacio, de sus afectos, reconociendo sus necesidades, motivaciones, deseos y anhelos

Acaso no es tiempo ya de desenrollar capacidades, cualidades, intereses en todo lo que hemos ido posponiendo día tras día, mes tras mes y año tras año?

Y es que teniendo para nosotras mismas, dándonos lo que más necesitamos vamos poder evolucionar en nuestra forma de dar, vamos a dar de una manera íntegra que provoque desarrollo en lo que toquemos

Milán Kundera, La insoportable levedad del ser, Tusquets edit .Méx 1992.

th6L9VAC9HthV3Z1QF45

 

Padres violentos fueron niños heridos

 

 

nic3b1o-interiorMuchos de los que ahora son adultos recibieron abusos y muchas formas de violencia emocional pero lo alarmante es que en un gran porcentaje, usualmente ha sido con la familiaEl niño herido crece, pasa por una adolescencia difícil y se convierte en otro adulto angustiado, estresado, lleno de miedos, de culpa, de violencia hacia él y/o hacia los demás, triste, solo en lo interior, viviendo una vida en blanco y negro y haciendo con sus hijos lo mismo que sus padres hicieron con él. Así se va perpetuando el ciclo, con los difíciles resultados que hoy vemos reflejados en nuestra sociedad llena de familias disfuncionales, de aumento de violencia, indiferencia y caos.”(1)

Abusos en el niño

“Se llama abuso emocional cuando a un niño le cargan trabajo y responsabilidades (como si fuera un pequeño adulto) como vigilar y cuidar a los hermanos menores. Esto es abuso porque de alguna manera le roba su infancia, y se le hace sentir culpable, si falla al no cumplir las tareas asignadas. Los padres esperan más allá de las capacidades evolutivas del pequeño, no se dan cuenta que en el crecimiento de sus hijos hay etapas de maduración, tiempos determinados para que puedan responder a sus requerimientos.

Es también abuso emocional la no disponibilidad emocional, la falta de respuesta, y la negligencia, así como atribuciones negativas y erróneas hacia el niño. Actitudes hostiles y rechazo sistemático hacia un niño donde el cree que lo que le sucede es porque lo merece “. (1)

 

Ser adulto con un niño herido a cuestas es una forma de sobrevivir, nada puede llenar el vacío de todas las necesidades soslayadas.

“Cuando se detiene el desarrollo de un niño, cuando se reprimen los sentimientos, sobre-todo los de rabia y dolor, una persona llega a adulto con un niño enfadado y dolido dentro de él“(2)th

Cuando pensamos en un hogar disfuncional, conformado por adultos y menores de edad, podemos darnos cuenta, que generalmente sólo existen niños heridos, los menores de edad y los que moran dentro de los padres; la familia es pues un grupo de niños profundamente heridos interactuando, sin importar la edad cronológica. La única diferencia es que algunos (los padres) son niños con poder.(1)

Un padre lastimado va a ser uso inadecuado del poder, ya que lo va a aprovechar para resolver necesidades propias.

Mucha infelicidad de los seres humanos tiene su raíz en esta problemática, ya que no podemos enfrentar las demandas que como adultos nos hace la familia, el trabajo, la sociedad, cuando seguimos respondiendo con rabietas, con reacciones fuera de control, con actitudes inapropiadas, relaciones perjudiciales a veces adictivas, cuando no sabemos poner límites o queremos adivinar lo que los demás necesitan. )No se puede responder como adulto cuando las carencias de la infancia dejaron huellas que cada día se hacen más grandes.

Funciones de la familia. La familia tiene como objetivo la construcción de personas adultas con autoestima y sentido de sí mismo, es un escenario de preparación para afrontar retos y asumir responsabilidades y compromisos orientados hacia la dimensión productiva y la plena realización. Es el territorio de encuentro intergeneracional donde los adultos amplían su horizonte y se construye el puente entre el pasado y el futuro, es una red de apoyo social para las distintas transiciones del adulto”(Espinal 2002)

Una familia disfuncional con padres lastimados no puede cumplir con la función de construir personas con autoestima y sentido de sí mismo, es más va a dar como resultado personas con limitaciones en todos los aspectos y que lejos de nutrir sabotea, empobrece, y deforma.

Cabe preguntarnos si estamos dispuestos a revisar cómo está nuestro niño interior, que tan saludable es y si conviene buscar ayuda terapéutica si es que estamos pensando en formar una familia.

 

BIBLIOGRAFIA

  1. Curso taller para adultos sanando al niño interior. Yraís Araceli Acevedo Ovando Puebla Pue.2014
  2. John Bradshaw ,2015 Volver a Casa, México Gaia
  3. Blanco, M. (2013) Sanación emocional del niño interno. México: Índigo.
  4. Cadarso, V. (2013). Abraza a tu Niño Interior. Nunca es tarde para sanar tu infancia. Madrid, España:Palmyra
  5. Charles L.Withfield. (1999). Sanar nuestro niño interior. España: Obelisco Ediciones
  6. Abrams, Jeremiah. (1994). Recuperar el niño interior. España: editorial Kairos
  7. Chopich, Erika J. y Paul Margaret. (2012). Cura tu soledad. Cómo encontrar el amor y la plenitud a través de tu niño interior. España: Editorial Edaf
  8. Espinal Durán Isabel. Tesis “Estudio comparativo entre familias dominicanas y españolas con hijos en educación infantil, basado en las dimensiones de estilo educativo y competencia” Universidad de Valencia,
  9. [1] Danya Glaser. (1993). “Abuso y negligencia emocional (maltrato psicológico): un marco conceptual”. Department of Psychological Medicine, Great Ormond Street Hospital for Children, London, 3JH , England.
    frases-sobre-el-nino-interior-1361202108 

     

     

     

NO PUEDO VIVIR CONTIGO NI SIN TI

 

 

dependenciaUna relación adictiva  causa dependencia, trastorna el sentido de identidad y es además en laque se pierden los límites de la individualidad.

John Bradshaw usa el término codependencia para quienes han perdido el contacto con sus sentimientos, deseos y necesidades, son personas que dependen de algo externo para tener una identidad, algunos ejemplos son: búsqueda de aprobación, quedar bien con los demás, culpar a otros por falta de éxito, felicidad, amor o dinero.(3)

Una relación adictiva no tiene que ser exclusivamente con otra persona, puede ser al trabajo, al dinero, al sexo, a bebidas embriagantes, a tóxicos, a video-juegos, al celular y muchos otros más. Quienes la experimentan viven una sensación de sometimiento, donde la voluntad ha dejado de participar en las decisiones, <solo cuando estoy con el objeto de mi adicción me siento bien>, o casi bien, de ahí en fuera <todo el tiempo pienso y busco estar con dicho objeto>. He dejado de disfrutar muchas otras actividades, de personas y situaciones dado que mi objeto es algo que me obsesiona.

Cuando la adicción es con tu pareja, lo más característico en este tipo de relación, consiste en la imposibilidad de terminar con la misma, aunque haya más insatisfacción que bienestar, hay violencia, abuso, las quejas van en aumento no sabes a qué atenerte con él o ella y aunque esperes muy poco siempre acaba por decepcionarte.

Hay una reacción muy peculiar parecida a la abstinencia del adicto frente a las drogas o el alcohol, o aquello de lo que no puede prescindir. Estar separados resulta insoportable dado que quienes padecen esta patología establecen vínculos de fusión con el otro, lo que vendría a explicarse en un sentirse tremendamente indefenso, de estar a la deriva, de solo estar completo con el otro quien ya es parte de sí mismo. La presencia   de la persona o la droga en cuestión funciona como un objeto que facilita esa creencia. Esto es realimentado por la otra parte haciendo que la creencia se afiance. Es muy característicos de los adictivos actitudes tales como: tendencia al control obsesivo en las relaciones, inhabilidad de establecer límites saludables en las relaciones, dificultad para expresar necesidades y sentimientos, exposición a peligros en la búsqueda o mantenimiento de la relación, aislamiento y deterioro físico, mental y emocional. Una de los signos más tempranos y obvios es que la persona afectada se va aislando de sus relaciones habituales a costa de una mayor demanda de atención hacia la relación adictiva. Deja de hacer vida social, de cumplir con otro tipo de compromisos solo para estar disponible cuando el otro le busque. Puede ser que alguno se de valor para terminar con la relación, pero esto no dura mucho, es probable que al escuchar una canción, ver una foto, recordar algún evento que juntos compartieron a tal le entre la nostalgia e inmediatamente busque la reconciliación, Se dirán muchas cosas; promesas que no van a ser capaces de cumplir y así otra escalada más.

“Todo lo que hoy en día se da más, y más a menudo como embarazos en los adolescentes, noviazgos violentos, adicciones tempranas, etc. surgen en personas que fueron niños muy heridos en su infancia, y que al empezar a entrar al ámbito de las relaciones en una adolescencia cada vez más temprana, fácilmente cometen graves errores, porque no cuentan con recursos internos para construir límites seguros que les permitan protegerse a sí mismos, simplemente porque no se aman ni se valoran y cualquier otro que les haga sentir un poquito visto y amado tendrá un gran poder sobre ellos, aunque el precio que haya que pagar, sea irse en contra de sí mismo, en su propio prejuicio, poniéndose muchas veces en situaciones que van de muy incómodas a trágicas, e incluso mortales”.(1)

Una jovencita que es insegura, que desconoce su valor y encuentra una pareja de la que sabe muy poco, es probable que en su interés por retenerla le pase por alto muchas faltas, y que se culpe cuando las cosas no van bien, así tampoco le exigirá que use un condón al tener relaciones sexuales, es más aceptará tener sexo sólo por retenerle.

Joan Garriga habla de la pareja de tres: ” No obstante en el mundo de la pareja suele ser una dinámica común que en lugar de dos sean tres en su campo emocional, este tercero que configura el triángulo, puede ser un amante, el alcohol, drogas, substancias, una pareja anterior, una pareja idealizada, la madre o el padre de uno de ellos o bien un hijo especialmente querido por uno de los padres por encima del otro progenitor, o incluso un trabajo, vocación etcétera”. Esto significa que ante la imposibilidad de tener una relación de dos se busca un tercero para que aporte la dosis de incertidumbre necesaria a este tipo de personas… el alcohol y otras substancias calientan el corazón y actúan como amores seguros, siempre disponibles, especialmente para aquellas personas que no se sienten queridas, sino despreciadas por su pareja o bien por su familia de origen”.(2)

Sigue leyendo

CAMINO A LA SABIDURIA

 

Proposito de vida

Es en la madurez cuando muchas personas adultas volvemos a examinar las decisiones tomadas en años anteriores y los logros que hemos obtenido respecto a nuestra intimidad, paternidad o maternidad y profesión.

Un individuo maduro se distingue por el control que logra de su vida emocional, y gracias a esto puede afrontar los problemas de la vida con mayor seguridad y serenidad.

Es la madurez una etapa marcada por la transición hacia la senectud en la cual los adultos maduros deben afrontar y ajustarse a cambios principalmente en las relaciones familiares, de pareja, sociales y laborales, así como a los cambios fisiológicos propios. Es importante señalar la necesidad de aportar importantes contribuciones a distintas generaciones y a la sociedad en general.

Desarrollamos generatividad esto es desear legar algo a nuestro mundo, en recompensa por todo lo que hemos recibido a cambio. Puede ser: servir a los demás, ser útiles o dar sin esperar algo a a cambio.

 

anexo-4-10presentac-proyecto-de-vida-8-638

Los 60 años puede ser una época muy interesante en la vida de una persona, un caudal de alternativas aparecen y la vida se vuelve más fluída.Podemos emplear el tiempo en solo aquello que nos deleita, en aquello que resulta fascinante o apasionante. Puesto que ya no hay que dar cuentas a nadie, ya no hay que quedar bien, ya no hay que demostrarles a los demás que tan capaces somos .Es una época en donde se exploran nuevas opciones tanto en talentos, como en aptitudes y en valores, se intenta consolidar lo que ya se tiene e integrar un abanico de posibilidades en todos los rangos. Realizar cosas que en verdad nos agradan nos regresan a un tiempo lejano, el de la niñez, donde deseábamos jugar, dibujar, estar con otros niños, correr, saltar, hacer travesuras, llenarnos los bolsillos de guijarros, cantar, y nunca cansarnos de estar haciendo algo. Es este tiempo donde podemos reivindicar muchos anhelos, fantasías, sueños que permanecen por ahí guardados. Arriesgarnos a perseguir nuestros sueños, y para ello debemos tener el valor de rescatarlos como algo muy valioso, esto es sin juzgarlos.

Con más experiencia y más sabiduría,  se puede disfrutar mejor los días que vienenSe siente muy cerca la anhelada tranquilidad: uno se acostumbra a la jubilación y se tienen muchos amigos. “Hay mucha más ‘compinchería’.

Ya pensionadas, hay tiempo y ahorros”, comenta Isabel Londoño, ‘coach’ y directora de la Fundación Mujeres por Colombia. Algo particular de las sesenteras de ahora es que no se sienten viejas. “Antes se ‘deterioraban’ más, lucían más aseñoradas”, dice la psicóloga María Elena López. “Ahora tienen mucha energía y entusiasmo”

He aquí una serie de cosas que se pueden intentar: Viajar, aprender nuevas cosas, conocer nuevos amigos, cuidar la salud, arriesgarse, tener un reto, vivir el amor, servir a los otros, perdonar y mantener la fe por mencionar solo algunos.

UNA SOLA VIDA

Conté mis años y descubrí que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante

que el que viví hasta ahora.

Me siento como aquel niño que ganó un paquete de dulces: los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada

Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.

No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.

No tolero a manipuladores y oportunistas.

Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.

Quiero la esencia, mi alma tiene prisa….

Sin muchos dulces en el paquete….

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.

Que sepa reír de sus errores

Que no envanezca con sus triunfos.

Que no se considere electa, antes de hora

Que no huya de sus responsabilidades.

Que defienda, la dignidad humana.

Y que desee tan solo andar del lado de la verdad y la honradez

Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas…

Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.

Si…tengo prisa por vivir con la intensidad que solo la madurez puede dar

Pretendo no desperdiciar parte alguna de los dulces que me quedan…..

Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia

Tenemos dos vidas, y la segunda comienza cuando te das cuenta que solo tienes una.

Mario Andrade, poeta brasileño

 

 

 

 

El saludo de la libélula

arbolnp1_720cuento

Rigo como todos la llaman, es una mujer menuda, de rostro angustiado, camina agachada, y cuando le hablas difícilmente mira a la cara, tampoco se perciben sus palabras pues habla entre susurros, es una mujer excesivamente tímida cuando no conoce a la gente, pero cuando entra en confianza se vuelve locuaz y hasta divertida.

Rigo es muy desconfiada no confía ni siquiera en Dios, -bueno cual Dios si ella lo tiene olvidado- pues cree que él tuvo que haberla abandonado dándole una familia como la que le tocó. Rigo apuesta a que nuestro Padre Supremo la castigó con la clase de padres y hermanos que tuvo que soportar durante casi dieciocho años; burlas, bromas pesadas, abusos, olvidos, y volverse invisible son solo algunas de las calamidades que tuvo que aguantar. Para colmo de males le tocó en suerte un marido alcohólico y felpudo: un bueno para nada. Así también unos hijos distantes, aprovechados y comodinos a más no poder, además de una familia política con muy escasos valores morales y éticos. Rigoberta es muy terca, quizá esta es una de los bloqueos que más la dañan, pues no permite ni como una duda el punto de vista de nadie más.

Cuando Rigo tenía aproximadamente ocho años pasó por su pueblo una caravana de gitanos, leyendo la mano y adivinando la suerte, para Rigo no pasaron desapercibidas una serie de señales que del cielo creyó le venían, así que se apuntó para aprender a echar las cartas con estos nuevos amigos. Permaneció muy feliz muy con ellos los días que acamparon en su comunidad, tanto así que se embarcó con sus nuevos amigos durante algunos días. Tiempo en el cual sus padres apenas se percataron de su ausencia, solo porque los profesores preguntaron por ella es que su madre empezó a buscarla y hasta fue a dar aviso a la policía e iniciar su búsqueda. Apareció dos días más tarde en la siguiente comunidad con la tía Petra quien al verla con estos fuereños procedió a rescatarla, dándole asilo por varios días. Rigo sabía que si volvía a casa no se libraría de una tunda por haber desparecido sin decir pio.

Rigo nunca ha sido feliz, más bien se ha tenido que adaptar a sobrevivir a una familia con tanta disfuncionalidad, ella no cree merecer una vida diferente a la que tiene, es más ni siquiera puede imaginar vivir de otra manera. Cuando era una jovencita era muy hermosa, con la piel color canela, y unos ojos medio dormilones, unas pestañas que fueron la envidia de sus compañeras y dizque amigas. Tuvo no pocos galanes que le bajaron la luna y las estrellas, pero tenía que venir a caer con Nicanor un tipo hablador, de ojo alegre y con muy pocas pretensiones, nuestro amigo jamás aspiró a nada, se conformó con lo que la vida le iba dando y claro que le dio, durante muchos años, pudo tener un gran negocio, una casa hermosa, darse algunos viajes y cumplirse algunos sueños, y todo porque este amigo se la pasaba bebiendo en un vaso medio vacío, atento solo a desastres, y todo aquello que le bajaba la moral, sin querer en ningún momento correr algún riesgo. Su apreciación de la vida siempre fue patética, de todo se quejaba, exageraba las dificultades e imprevistos cotidianos y le restaba valor a todo lo maravilloso que en su vida acontecía.

Nicanor se va todo el día a trabajar, a beber con los amigos, y Rigoberta se queda sola, en una casa enorme donde se pierde ¿ que desea nuestra querida Rigoberta?, volver a nacer, nacer en otra ciudad, de otros padres, sin hermanos groseros, estar rodeada de personas amables y cariñosas, desea también que las flores le contesten, porque ella les habla y les cuenta todos sus pesares, sus sueños y sus dudas. También quiere nadar en un río de aguas cristalinas, secarse al sol, hacerse un vestido de flores, también una corona, jugar y nunca cansarse de hacerlo, no crecer quedarse niña para siempre. -Qué difícil es ser adulto-. Rigoberta elabora historias, algunas muy bellas otras no tanto, son solo repeticiones de todo lo que a ella le entristece. Sumergida en el pasado no se da cuenta de cómo desperdicia su presente, no se percata de que eso que dice que le hicieron sus padres y sus hermanos, es ahora ella quien se lo hace, repite la escena una y otra vez, no deja de recrearse en un sufrimiento que le carcome las entrañas.

Rigo vive pendiente de sus hijos, tiene dos: Nicandro y Florinda quienes permanecen en la casa paterna, ahí comen, duermen, hacen fiestas, retozan alegremente con sus críos, pues ya tienen pareja e hijos, No hay fecha para que ellos emprendan el vuelo, es muy cómodo vivir a expensas de sus afligidos padres, los mismos que no pudieron inculcarles otra forma de vivir.

Un día llego al pueblo de Rigoberta un tipo llamado Casimiro que se dedica a abrir pequeños negocios donde invierte y pone a trabajar a sus socios donde las ganancias se comparten en porcentajes a veces muy favorables para él. Inmediatamente nuestro micro-empresario vio en Rigoberta una candidata para sus negocios, así que la invito a generar ingresos con la venta de hortalizas, Rigo cayó rendida ante la actitud desprotegida de Casimiro, se ha vuelto devota de él, se la pasa recitando frases, dichos y párrafos de libros que él se dedica a repetir para ganarse la admiración de personas sencillas que no tuvieron la oportunidad de acudir a la escuela.

Nuestra querida Rigo sufre mal de amores, un amor no correspondido, sin darse cuenta empeñó el corazón en alguien que nunca se va a fijar en ella.

Rigoberta merece una mejor vida, merece ser amada, merece salud, cuidados, tiempo y generosidad a manos llenas, claro que sí, el problema es que ella se siente poco digna de todo esto, ella cree que vino a este mundo para purgar por los pecados de sus padres, de sus abuelos, de sus tíos y hasta de personas desconocidas. Rigoberta piensa que entre más sufrimiento tenga en esta vida, más feliz será en la eternidad, pues habrá hecho mucho para ganarla.

Nuestra querida Rigo ha tenido un sueño hermoso, ella es joven de nuevo y va de la mano de su amor secreto rumbo al altar, por fin estarán unidos para siempre, cobijados del amor de Dios, leales, amorosos, dóciles y entregados a su amor ahora en cuerpo y alma.

tristeza
solo espero algún día ser feliz

Lo que el dinero no puede comprar

 

que-significa-sonar-con-pescados

 

El dinero por sí mismo no hace que la gente nos ame, tampoco nos hace simpáticos o agradables, no puede comprar: amistad, dignidad, alegría, salud, felicidad, integridad, paciencia, humildad, sabiduría y muchos otros valores más. Ya que estos provienen de nuestro espíritu así como del nivel de conciencia que hemos logrado. Quizá aquí es donde podemos decir que hay personas que han estado tan ocupadas gastando su dinero que no han tenido tiempo de desarrollar estos valores que antes mencionados, arrastrando consigo un nivel mayor de pobreza en todas las esferas de su vida.

 Nuestra relación con el dinero está condicionada con la forma en que nuestros padres lo hicieron. Si hubo una relación de carencia o lo fue de abundancia ello se reflejará en el valor que le asignamos a lo material. Tener una relación sana con el dinero nos permite muchas libertades.Pero si nuestro apego a el se vuelve excesivo terminamos esclavizados a posesiones y a cosas.

El dinero sirve para gastos de supervivencia : comida, techo, ropa, en primer lugar, también para darnos comodidad, sirve entre muchas cosas para hacernos la vida más ligera, para darnos gustos, satisfacciones y caprichos. Pero no puede darnos todo, adjudicarle todo el valor a este elemento no hace bien a nadie. Por ejemplo el dinero me da la posibilidad de inscribirme en un gimnasio, no así las ganas, la persistencia y la fuerza de voluntad para ejercitar mi cuerpo, moldearlo y mantenerlo en forma. El dinero no compra carácter ni fuerza de voluntad, no compra persistencia, ni interés, tampoco motivación o placer por realizar algo. Me da la posibilidad de comprar ropa cara, perfumes, cosméticos, accesorios, alhajas, pero no así el que al portarlos yo me vea bien y además me sienta cómoda confiada, y plena. El dinero me abre infinidad de posibilidades; da vuelo a mis fantasías, anhelos, pone de relieve mis carencias y me enfrenta con mi ego. Claro que si porque mucho de lo que yo haga con el dinero va a ser para encajar, para quedar bien, para sorprender, para competir con gente que alguna vez me trató con desdén. Le doy gusto a mi ego en este mano a mano con la vida, con todo lo que me ha hecho sentir inferior o insuficiente. El dinero me permite jugar muchos juegos que en algún momento se convierten en trampas que la vida moderna enarbola como éxito.

Nuestra relación con el dinero puede ser fluida, podemos si queremos aprender a darle su justo valor sin esperar de él magia, ni milagros, ya que tampoco es responsable de nuestro crecimiento emocional, moral o espiritual. Si hemos logrado resolver las necesidades de subsistencia entonces podemos aprovecharlo con sensatez para crecer más en aquellas áreas de nuestra vida que permanecen incompletas. Como pueden ser mayor preparación académica, mayor salud física y emocional, mayor sentido de vida, mayor participación social y un sinfín de proyectos.2010-11-21 06.45.33

 

 

YO SOY MI PROPIO DOMADOR

 

Tiempo

 

 “Nacemos con la capacidad de aprender a soñar, y los seres humanos que nos preceden nos enseñan a soñar de la forma en que lo hace la sociedad”

“El sueño externo tiene tantas reglas, que cuando nace un niño, captamos su atención para introducir estas reglas en su mente. Mediante cada palabra se establecen acuerdos con el pequeño de forma implícita, mismos que acepta incondicionalmente debido a su inocencia y sus deseos de agradar. Luego se transforman en creencias que definirán su vida” Acuerdos tales como: <tú serás el mejor de mis hijos>, <siempre vas a estar conmigo>, <serás el abogado más renombrado>, <el médico que la familia necesita>

“El cumplimiento de una regla otorga premios y el no acatarlas amerita castigos. Debido al miedo de ser castigados y a no recibir la recompensa aprendimos a fingir lo que no somos, con el fin de complacer a los demás. La domesticación es tan efectiva que muy pronto nos vamos convirtiendo en nuestro propio domador. En el libro de la ley (instalado en la mente como un juez interior) está decidido el cómo   gobernar nuestro sueños, cualquier cosa que vaya en contra del mismo hará que sintamos una extraña sensación en el plexo solar, una sensación llamada miedo. Incumplir las reglas del libro de la Ley abre nuestras heridas emocionales y reaccionamos creando veneno emocional”

thZJN2J17J

En el sueño del planeta a nosotros los seres humanos nos resulta normal sufrir, vivir con miedo y crear dramas emocionales. El sueño externo no es placentero pues está lleno de violencia, de miedo, de guerra, de injusticias. Cada vez que sentimos emociones como la cólera, los celos, la envidia o el odio, experimentamos un fuego que arde en nuestro interior. Vivimos en el sueño del infierno”.

Hemos aprendido a vivir según los puntos de vista de los demás . Necesitamos que los demás nos acepten y nos amen pero nos resulta imposible aceptarnos y amarnos a nosotros mismos”(1)

No hay nada que pueda llenar el vacío de la desaprobación y la exigencia con que nos castigamos todo el tiempo.

“El abuso de uno mismo nace del auto-rechazo, y éste de la imagen que tenemos de lo que significa ser perfecto y de la imposibilidad de alcanzar ese ideal. Nuestra imagen de perfección es la razón por la cual nos rechazamos; es el motivo por el cual no nos aceptamos a nosotros mismos así como somos y no aceptamos a los demás tal como son”

“Tenemos millares de acuerdos con la gente, con Dios, con la familia, pero los más importantes son los que hemos hecho con nosotros mismos. En ellos nos decimos quienes somos, que sentimos, que creemos, y como debemos comportarnos. Para romper dichos acuerdos que están basados en el miedo necesitamos la mayor valentía para recuperar nuestro poder personal”.(1)

Hacer que la auto-imagen cuadre con la realidad implica un gasto de energía superior a nuestras fuerzas; intentando ser siempre los más inteligentes, los más buenos, cultos, la más refinados, la más generosos o la que siempre ganamos.

 

Sigue leyendo