¿Cómo ocupamos la mente?

 

“el cerebro es el órgano más complejo del cuerpo humano. Tiene unos treinta billones de células llamadas “neuronas”, y cada neurona es como una computadora en miniatura, al establecer conexión una neurona con otra me llevan a recordar situaciones archivadas en lo más profundo de mi conciencia, son recuerdos colectivos de nuestro entorno exterior que se activan automáticamente cuando un suceso se repite.

Toda la información a la que hemos sido expuestos en la vida, ya sean conocimientos o experiencias, está almacenada en las conexiones sinápticas del cerebro.

El cerebro es el soporte físico a través del cual se concretan las funciones de la mente, y la mente se expresa de acuerdo con los diferentes grados y profundidades de conciencia. Esto significa que yo le voy a dar un magnifico uso a mi mente siempre y cuando haya desarrollado un nivel de conciencia equivalente, esto es superior. Y para acceder a ello necesito revisar periódicamente en que magnitud me conecto con otras personas, y de que calidad son mis relaciones, cuanta empatía puedo sentir, cuanta emoción ligada a lo que digo y hago. También con mi trabajo de concentración esto es si puedo encaminar el trabajo de mi mente a plantear hipótesis, a adelantar posibles escenarios en la solución de problemas, tal vez crear símbolos para construir modelos del mundo y así enfrentar sus desafíos

14178221-munecas-rusas--artesania-matrioska-de-madera-moderna-de-moscu-rusia

Nuestra mente es energética, sutil, y capaz de independizarse de la materia. Nuestra mente se ocupa de lo que hemos puesto ahí, si creemos en seres extraterrestres, en fantasmas, en la mala suerte, o bien en la felicidad, en la belleza, o el amor, todo eso ella me lo va a recordar a cada momento pues su trabajo es hacerme la vida más fácil. Mi mente no sabe si tengo razón o no, si lo que creo es verdad o mentira, si exagero o minimizo las cosas, mi mente no puede diferenciar todo esto. Si yo le he dado demasiado poder a mi mente entonces ella me va a controlar poniendo pensamientos e ideas que quizá me puedan atormentar y hasta enfermar.

Cuando hemos desarrollado hacia nuestra mente una relación amigable hemos de aprovecharla para pensar, razonar, ordenar ideas, establecer relaciones entre estas mismas. Así también concebimos cosas, imaginamos, vemos más allá de los sentimientos. Desperdiciamos nuestro potencial cuando nos negamos a pensar. Cuando preferimos recurrir a la opinión de los demás, cuando actuamos en automático, cuando me niego a aprender, cuando obedezco sin cuestionar, cuando voy con el colectivo humano sin percatarme del lugar que ocupo.

Según Enric Corbera para alcanzar el estado de curación, es imprescindible saber utilizar la mente, la cual está dividida Una parte es la mente ilusoria y la otra es la real, con esta percibimos la verdad. La mente ilusoria está al servicio del ego. En esta mente domina el miedo, el sufrimiento, la enfermedad y todo lo temible. Los males del cuerpo no provienen del cuerpo sino de la mente enferma. La mente manifiesta la enfermedad cuando ella misma no está en coherencia con lo que piensa y lo que hace. La mente recta es la mente del espíritu santo y percibe al mundo como un lugar lleno de oportunidades para aprender.

Y aquellos que roban, matan, secuestran? ….Una explicación lógica es que tienen un nivel limítrofe de conciencia por ello no pueden usarla para hacer el bien a los demás.

El potencial intelectual se relaciona más con el alma que con el cerebro, veamos porqué.

La mente está relacionada con otras facultades superiores, como el propósito y la voluntad. Ejercer voluntad depende de cómo hemos desarrollado dominio sobre ella Si solo dependiera de nuestro órgano cerebral, todos los seres humanos tendríamos la misma claridad de propósitos y la misma voluntad para realizarlos, pero, no es así. Infinidad de personas con un potencial intelectual superior adolecen de voluntad y de claridad por lo mismo dejan ir infinidad de oportunidades. Cuando la mente se une a la voluntad, supera su apoyo físico cerebral, y se eleva hacia mayores opciones en múltiples ámbitos. Mente y voluntad pueden logar metas asombrosas, insospechadas. “Pero para ello hay que sacar la basura primero”. Para que yo ponga mi voluntad a mi servicio debo desarrollar este músculo, renunciando a lo fácil, a lo conocido, a todo lo que le resulta agradable a mi cerebro. Así también resolver problemas emocionales que bloquean mi entendimiento, mi capacidad de concentración, mi decisión para emprender nuevos retos y todo aquello que me hace sentir que no merezco las cosas.

Mente es también conocimiento, y sobre todo, capacidad de conocimiento. Es lo que la ciencia actual investiga en el terreno del aprendizaje.

En el cerebro están las bases, pero es la mente la que abre puertas hacia los conocimientos, y un paso más adelante, haciendo uso de la inteligencia, convierte los conocimientos en sabiduría, en experiencia vital.

La mente es la potencia intelectual del alma.

Sustancia pensante, lo que los teólogos llaman alma. Se llamen como se prefiera: energía o alma, porque ningún científico puede dejar de reconocer que el solo funcionamiento de las neuronas es insuficiente para explicar las posibilidades de expansión que tiene el ser humano.

Es a través de ésta energía que se comunica el alma con el cuerpo?

Quizá de aquí proviene aquella creencia de que hay seres sin alma, es decir aquellos que han negado sus emociones, sus sentimientos y que solo dan importancia a cuestiones materiales.

conciencia2

MENTE PRIVILEGIADA O CONCIENCIA EVOLUCIONADA

 

 

desarrollo-conciencia-moral-final-1-728

Con bastante frecuencia se escucha <que nuestra mente es poderosa>,  <que todo aquello que deseamos hay que pedirlo con la mente>, <que hay que sacar provecho a este órgano pues está a nuestro servicio>, <que las personas más inteligentes sí usan el cerebro>,  <además también hay individuos que no tienen conciencia>.

Alguna vez escuche en mi época de estudiante decir a uno de mis profesores que la mente prostituye la inteligencia, y  estoy muy de acuerdo, no basta ser inteligente, hay que propiciar la solución de problemas apoyados en ella, no basta usar la mente, hay que conocerla y ponerla a nuestro servicio,( además de conectarla con nuestro corazón) y si evidentemente todos tenemos conciencia aunque difiere el nivel en el que estamos cada uno ya que dependiendo de esto será la forma en que aprovechemos mente e inteligencia.

Según el Dr. Francisco Alzina Forteza “el cerebro es el órgano más complejo del cuerpo humano. Tiene unos treinta billones de células llamadas “neuronas”, y cada neurona es como una computadora en miniatura, aunque mucho más perfecta que cualquiera de las que conocemos en la actualidad”.

“Considerando la cantidad de conexiones que se produce entre las neuronas, obtendríamos, en capacidad, todos los textos contenidos de todas las bibliotecas que hay actualmente en el mundo”.

“El cerebro es el soporte físico a través del cual se concretan  las funciones de la mente, y la mente se expresa de acuerdo con los diferentes grados y profundidades de conciencia.”(1)

Nuestra mente es energética, sutil, y  capaz de independizarse de la materia.

“Con la mente  pensamos, razonamos, podemos ordenar ideas, establecer relaciones entre estas mismas, concebimos cosas, imaginamos, ver con y más allá de los sentimientos”

 La mente es la potencia intelectual del alma.

El potencial intelectual se relaciona más con el alma que con el cerebro, veamos porqué.

Para el Dr Alzina “también se relaciona la mente con otras facultades superiores, como el propósito y la voluntad. Si solo  dependiera de nuestro órgano cerebral, todos los seres humanos tendríamos la misma claridad de propósitos y la misma voluntad para realizarlos. Pero, sin embargo, no es así”.

“Cuando la mente se une a la voluntad, supera su apoyo físico cerebral, y se eleva hacia mayores opciones en múltiples ámbitos.”

Una persona que sabe sacar provecho de su mente e inteligencia también desarrolla fuerza de voluntad, se maneja con propósitos con la vida y  no va a la deriva.

Una mente sin voluntad es como un cuchillo sin filo. Una mente va a ser subestimada por personas que han desarrollado poca conciencia, la usan para fines criminales, de destrucción y de violencia.

“La conciencia es el amplio campo de acción en el que se mueve la mente, aunque también intervienen las impresiones y percepciones físicas, las emociones, las intuiciones, el mundo de la imaginación y las experiencias metafísicas. Es todo un universo que se apoya en la materia, pero se amplía hasta planos inconcebibles” (1)

Continuando con Jorge Volpi “El concepto de conciencia  ha ido evolucionando a lo largo del tiempo: para este autor hay cinco niveles que se logran de acuerdo a nuestra capacidad evolutiva:  la conciencia en su primer nivel nos permite  elaborar un modelo del mundo, Un segundo nivel tiene que ver con la habilidad para percibir objetos y situaciones complejas, un  3er nivel sería la capacidad de resolver problemas novedosos, un 4o nivel es el de la autonomía mental del ambiente, el quinto umbral tiene que ver con la selectividad de la atención, la 6ª es la inteligencia social que tiene que ver con una teoría de la mente, gracias a la cual podemos leer la mente de los demás, y el desarrollo de la imaginación simbólica .

Si algo parece distinguir a la conciencia humana es la  sensación de que una línea divisoria separa el adentro del afuera, el yo del mundo., lo cual es sólo una idea de adaptación evolutiva, la conciencia se alza en la cima de una cadena ascendente en los niveles de abstracción, en parte por las ideas que me hago de mí mismo y de los demás”.(2)

Para la Física Cuántica la mente es un segundo nivel de existencia y la conciencia equivale al tercer nivel.

El segundo nivel es la mente (información y energía), también llamado ámbito cuántico, no se puede percibir  ni tocar con los cinco sentidos pues es insustancial.

Tercer nivel es la mente universal, inteligencia o conciencia, también conocido como ámbito virtual o espiritual, campo potencial, mente universal, ser superior, o inteligencia no circunscrita.

Toda la información a la que hemos sido expuestos en la vida, ya sean conocimientos o experiencias, está almacenada en las conexiones sinápticas del cerebro.

Son recuerdos colectivos de nuestro entorno exterior que se activan automáticamente cuando un suceso se repite.. también conocidos como programas que contienes nuestras creencias, a las que muchas veces nos aferramos sin darnos cuenta que son las responsables de no avanzar, pues nos dejan atorados en nuestra evolución.

  1. ANTONIO ALZINA FORTEZA Cerebro, mente, conciencia Filosofía para la vida (1)

Leer la mente, el cerebro y el arte de la ficción, Jorge Volpi Alfaguara editores México 2011. pags 38,53,55,56, 58, 59,72 (2)

mente-llena-o-mente-plena

EMOCIONES DESTRUCTIVAS O AFLICCIONES MENTALES

thy1yaonb6

Las emociones destructivas son aquellas que dañan a los demás o a nosotros mismos.

Desde la perspectiva darwiniana las emociones destructivas perduran en nosotros a modo de vestigios de aspectos que, en algún momento de nuestra evolución desempeñaron un papel esencial para nuestra supervivencia. Un ejemplo es el miedo, pues nos avisa de probables peligros

Gran parte del sufrimiento humano se deriva de las emociones destructivas como el odio, que alienta la violencia, o el deseo que promueve la adicción.

La mayoría de filósofos occidentales solo atienden a la función de las emociones como facilitadoras de las relaciones interpersonales despreocupándose de su importancia para el perfeccionamiento de nuestra naturaleza interna.

Existen algunas emociones que son indisociables de la naturaleza humana como la ira, el desprecio, la indignación, el miedo, la felicidad, la tristeza, el amor, la amistad, el perdón, la gratitud, el arrepentimiento (o el remordimiento por haber hecho algo mal). Y luego también está la compasión.

El análisis budista no establece la misma diferencia entre las emociones destructivas y las emociones constructivas, sino que las considera como estados mentales que empañan la claridad y ocasionan un desequilibrio emocional.

En la medida en que las emociones negativas se adueñan poco a poco de la mente acaban transformándose en estados de ánimo y, a la postre, en rasgos temperamentales. Por ejemplo si varias veces al día me pongo triste, me convierto en una persona deprimida, o si permito que el enojo se apodere de mi con facilidad, entonces me vuelvo hostil y gruñón, si rio con facilidad, la gente me va a considerar una persona alegre.

Ciertamente no tenemos que reprimir las emociones, pero podemos encausarlas de manera adecuada e inteligente, utilizándolas para conocer la naturaleza de nuestra mente. Identificar que emociones aparecen con frecuencia? cómo aparecen?  Si se han vuelto rasgos de personalidad? Que he hecho para darles una salida favorable?

Podemos considerar que las emociones destructivas restringen nuestra libertad interna y obstaculizan nuestra capacidad de juicio, el hecho de liberarnos de ellas disminuirá su fuerza y nos permitirá gozar de mayor libertad y felicidad.

A continuación se presenta una lista de seis aflicciones mentales primarias, algunas de las cuales identificaremos fácilmente como emociones, y otras no.

  1. Apego o deseo
  2. Ira (que incluye la hostilidad y el odio)
  3. Orgullo
  4. Ignorancia o ilusión
  5. Duda
  6. Visiones erróneas

El apego, el deseo y la hostilidad están fijadas en algún objeto; en el primer caso, esa fijación tiene que ver con el apego, es decir ir hacia el objeto; en el segundo, con la repulsión, con el hecho de alejarse del objeto.

La duda, nos lleva a una comprensión errónea de la realidad. No se trata de una mera vacilación, sino de un titubeo que nos aleja de la realidad. Aunque también existen formas sanas de duda. De hecho, la duda es muy importante para el cultivo de la comprensión profunda. Del mismo modo que no todas las dudas son aflictivas, tampoco toda ira es aflictiva. Existen ciertos tipos de ira movilizados por la compasión en cuyo caso se trata de un estado mental ajeno al odio. Es cierto que se expresa en forma de ira, pero una ira derivada de la compasión.

A la compasión se le considera como un estado mental virtuoso y sano. Pero también es posible que el afecto se combine con la identificación, en cuyo caso esa mezcla de compasión y apego es muy probable que acabe convirtiendo la compasión en algo aflictivo.

Mencionaremos ahora otras veinte aflicciones mentales secundarias derivadas, todas ellas, de las aflicciones fundamentales del apego o deseo, la ira y la ignorancia, lo que la literatura budista denomina los Tres Venenos:

Los tres venenos

 

 

 

Ira

 

 

 

Apego

 

 

 

Ignorancia

 

 

 

Ignorancia+ Apego

 

1.       Cólera

2.       Resentimiento

3.       Rencor

4.       Envidia/Celos

5.       Crueldad

6.       Avaricia

7.       Autoestima exagerada

8.       Excitación

9.       Ocultamiento de los propios defectos

10.   Embotamiento

11.   Fe ciega

12. Pereza espiritual

13.  Olvido

14.  Falta de atención    introspectiva

15. Petulancia

16. Engaño

17. Desverguenza

18. Desconsideración hacia los demás

19. Falta de escrúpulos

20. Distracción

Explicaremos algunas. Las cinco primeras aflicciones secundarias se derivan de la ira. La cólera no es más que un brote de exasperación, un ataque de furia. El resentimiento es un ataque de ira más duradero. El rencor es otro derivado de la ira, como también se dice que lo son la envidia y los celos

El exceso de autoestima consiste en una visión desproporcionada de nuestras propias cualidades.

El embotamiento es un término ligado a la meditación, aunque tiene manifestaciones mucho más ubicuas y consiste en una falta de claridad mental.

El budismo considera la fe como una virtud, pero no ocurre lo mismo con la fe ciega, en este sentido la fe inteligente se basa en la realidad.

El olvido es un término procedente de la literatura meditativa que se refiere a la falta de atención o falta de interés.

La petulancia es un tipo de ilusión en la que uno pretende de manera consciente y deliberada tener cualidades que, de hecho no posee o exagerarlas desproporcionadamente.

La desvergüenza se deriva de una falta de conciencia en la que, independientemente de que los demás nos descubren o no, uno carece de toda sensación de dignidad.

La inconsciencia es una actitud de completa indiferencia hacia las acciones, las palabras y los pensamientos sin la menor preocupación por su adecuación. La distracción se asemeja al olvido y tiene que ver con una mente incoherente que se ve arrastrada por todo tipo de estímulos.

-Según la tradición tibetana todas las aflicciones mentales son procesos que desestabilizan el equilibrio de la mente, independientemente de que posean un componente fuertemente emocional o no.

Para contrarrestar a las aflicciones mentales o emociones destructivas es importante la introspección o conocimiento de uno mismo, control emocional, la meditación y la auto-reflexión.

Nuestras actitudes erróneas acompañadas de emociones negativas como la culpabilidad, búsqueda de atención, la hostilidad, la tristeza, la fe ciega, la inconsistencia, la soberbia y muchas otras más deben considerarse como las causas más severas de desequilibrio físico, mental y emocional.

Cuando el cuerpo nos habla a través de un malestar o una enfermedad, lo hace para ayudarnos a tomar conciencia de una forma de pensar que no es benéfica para nosotros. Esto, aunque sea de forma inconsciente perjudica a todo nuestro ser, es la razón por la que enfermamos.

Las emociones destructivas, Daniel Goleman en colaboración con  el Dalai Lama.Edit. Vergara México, 2005

thm5votglw

BIPOLARIDAD ES CREATIVIDAD

 

 

Reaccionar con alegría o tristeza es normal ante determinadas situaciones de la vida. Es natural afligirse ante una pérdida o privación (muerte de un ser querido, enfermedad, desengaño y otros más.)  y alegrarnos con los éxitos, los deseos cumplidos y cualquier suceso agradable . Sin embargo cuando los trastornos afectivos resultan excesivos o se prolongan demasiado  tiempo, pueden llegar a ser altamente perjudiciales en nuestro desempeño laboral y familiar, además de  requerir atención médica.

A veces estamos seguros de que nuestros cambios de humor son parte de nuestra personalidad y nos conformamos, los sufrimos de manera cotidiana, y sin querer  contaminamos nuestras relaciones con la demás gente, porque somos conflictivos, inestables, intolerantes. Resulta  imprescindible darles atención y seguimiento cuando son frecuentes,  debido a que se van convirtiendo en estados de ánimo y afectan todo lo que nos rodea.Un trastorno del estado de ánimo no debe ser un impedimento para ser feliz, llevar una vida normal, tener un rendimiento óptimo y conseguir todo lo que deseamos en la vida.

Se le llama trastorno bipolar a un desequilibrio en el estado de ánimo,  quienes la padecen alternan episodios depresivos con otros de euforia (manía) .Los psiquiatras afirman que dicho trastorno suele volverse crónico, por lo que los bipolares requieren  medicamento controlado  toda la vida. También se pueden referir a categorías similares como los obsesivos compulsivos, maniaco depresivos, etc.

 

thF2DWRMRU

La mayoría de las personas usan este término de forma despectiva ya sea para referirse a sus padres, pareja o cualquier persona que resulte desagradable, debido a que son propensas a oscilar en sus estados de ánimo. Sin embargo no están debidamente documentadas con respecto a la gravedad de esta enfermedad

 Toda la raza humana es  dual, dicotómica y,  bipolar. Dicha dualidad proviene de haber nacido de dos polos opuestos: hombre y mujer, ambos nos presentan dos posibilidades para cada día elegir y decidir. También fuimos diseñados con dos manos, dos oídos, dos piernas, dos ojos, dos fosas nasales, un corazón con dos ventrículos. Y aún más tenemos dos hemisferios cerebrales: ambos gobiernan campos de acción diferentes.

El hemisferio o cerebro izquierdo nos permite razonar lógicamente, construir ideas y el lenguaje con palabras. Es convencional, analítico, muy preciso, gobierna la voluntad. Clasifica nuestra historia, también ordena linealmente las cosas. Este cerebro elabora una historia oficial de cada acontecimiento. Este cerebro nos impulsa a actuar, se rige por lo que debe ser. Usa la comunicación analógica. -Metafóricamente equivale a la voz de papá-.

El cerebro derecho se parece mucho a la mente inconsciente. Nos permite sintetizar y condensar, le da colorido a lo  que decimos, es decir una carga emocional, ya que construye nuestras emociones. Hay carencia de negación, es decir no existe el equivalente de “no”. Con este cerebro sentimos, imaginamos y soñamos despiertos, a él le debemos que los tiempos pasado presente y futuro pueden encimarse o traslaparse. Su lenguaje son los símbolos. Registra las huellas que constituyen cada experiencia. Este cerebro nos impulsa a sentir, a disfrutar y a evitar el dolor. Maneja la comunicación digital: uso de metáforas comunicación corporal, expresividad, poesía, música, humor y es ambigua.  -Es el equivalente de la voz de mamá-.

Aunque ambos hemisferios nos impulsan a actuar, cada uno lo hace de diferente manera, el cerebro derecho presiona para mantener hábitos arraigados, en cambio el izquierdo insiste en cambiar a lo que debe ser. En la práctica el derecho es más fuerte porque influye en nuestros automatismos.

Esta contradicción de nuestros cerebros la palpamos cuando queremos hacer una dieta y vaciamos la bolsa de papas fritas, cuando intentamos dar fin a una relación dañina y no podemos o cuando nos proponemos confiar plenamente en la pareja y seguimos sintiendo celos absurdos. El que gana es el cerebro derecho.

Como puedo lograr que mis dos hemisferios en vez de estar peleando, colaboren entre si y lograr grandes propósitos?

Al cerebro izquierdo hay que explicarle, darle razones que garanticen bienestar y nos va entender. Y al cerebro derecho hay que hablarle en su lenguaje, con símbolos y hacerlo sentir.

trastornob1

Si quieres aprender a pensar con el hemisferio derecho, hay que aquietarlo, es decir practicar auto-hipnosis. Aprende a reducir la velocidad de tus ondas cerebrales hasta llegar al nivel alfa, sin quedarte dormido. Para maximizar nuestras funciones cerebrales, al principio, debemos utilizar una rutina específica de relajación e ir logrando una experiencia necesaria para estar y funcionar en estado alfa. Mantener la concentración enfocando la atención son requisitos indispensables para lograrlo. Es en este nivel alfa de entre 7 y catorce ciclos por segundo donde radica nuestra  creatividad, imaginación, intuición y soñar despierto. Cuando accedemos a él, la mente puede cuestionar, explorar, deducir  y encontrar soluciones a problemas. Relajarte por los  15 minutos recomendados diariamente te va ayudar a reducir los niveles de estrés, además de fortalecer tu sistema inmunológico. Se ha comprobado que las enzimas del estrés se disuelven con relajación constante. Ahora ya puedes estar seguro cuando te portas bipolar o ves a otros en este trance.

Sigue leyendo

PORQUE RAZÓN ATRAIGO MÁS DE LO MISMO?

La ley de la atracción no se equivoca, devuelve lo que se envía, resuenas con lo similar y esto tiene una excelente explicación desde la Física Cuántica.
La definición de la física cuántica viene incluida en su nombre Quántum, quiere decir “una determinada cantidad de energía electromagnética”. Es la sustancia de la que está hecho nuestro mundo cuando lo reducimos a su esencia.
Se conocen tres niveles de existencia:
La materia, es el primer nivel también llamado físico o material, es el universo visible al que denominamos realidad, gobernado por leyes inmutables de causa y efecto, por lo que todo es predecible.
El segundo nivel es la mente (información y energía), también llamado ámbito cuántico, no se puede percibir ni tocar con los cinco sentidos pues es insustancial.
Tercer nivel es la mente universal, inteligencia o conciencia, también conocido como ámbito virtual o espiritual, campo potencial, mente universal, ser superior, o inteligencia no circunscrita.
El mundo material es un producto del mundo cuántico, el mundo es una enorme red de energía que vibra demasiado rápido.
Nuestro cuerpo está hecho de lo mismo que el resto del universo, y lo que lo anima es una forma de energía.
La inteligencia universal es la que da vida al campo cuántico y a todo cuanto hay en él. Esto es al género humano. Esta fuerza proviene de la mente universal. Existimos porque la mente universal nos alimenta.

tatiana-plakhova-01
Cuando centramos concientemente nuestra atención en un objetivo, cosa, proyecto o lugar, empezamos a materializar muchas posibilidades cuánticas en ese preciso instante.
Cuando aprendo a enfocarme mejoro mi capacidad de observación con la intención de mejorar mi vida, así también mi destino, pues estoy creando mi futuro. De la forma en pienso y siento de ese momento futuro que ahora visualizo depende que se logre, pues lo estoy creando.
Todas las cosas y los seres vivos tienen una vibración propia. Esta vibración o campo de resonancia la construimos con el lenguaje de los sentimientos, la energía de los pensamientos y con las creencias y convicciones almacenadas emocionalmente.
Por ejemplo: si en el transcurso de nuestras vidas hemos vivido eventos traumaticos, en la mente y en el cuerpo conservaremos este sufrimiento. Posteriormente lo expresamos con señal energética al campo cuántico. La inteligencia universal nos responde enviando a nuestra vida otro evento que reproducirá la misma respuesta mental y emocional. Para dejar de sufrir, debo dejar de pensar y sentir mis sufrimientos anteriores, transformándolos en pura experiencia, así puedo empezar atraer momentos diferentes quizá placenteros.
A través de la ley de la resonancia podemos entender como todo el universo se comunica entre sí por medio de vibraciones. Todas las cosas al igual que los seres vivos tienen su propia vibración. Nuestra frecuencia vibratoria atrae una que sea similar, esto es solo podemos conectar con aquello parecido a nosotros..
El corazón sirve de mediador pues codifica todas nuestras creencias y convicciones en ondas de vibraciones eléctricas y magnéticas y de aquí es que toma su fuerza. Esto se relaciona con lo que decretamos, con las visualizaciones y con las afirmaciones positivas. Esto es podemos repetirlas constantemente pero para que se cumplan debemos estar bien convencidos de ellas. La consecuencia es clara, solo se cumplirá realmente en nuestra vida aquello en lo que creamos desde lo más profundo de nuestro corazón.
Todo nuestro poder y fuerza para lograr nuestros objetivos reside en nuestro interior pues no vienen de afuera, ni del intelecto sino del corazón, del concepto que tenemos de nosotros mismos y de una actitud positiva. Soltar el pasado, las emociones, aceptando lo que hay, lo que somos, estando en el presente, en el adulto, desde una actitud compasiva y amorosa son claves indispensables para sanar y transformar nuestra energía cuántica.
Aunque una persona desee ser feliz, estar sana o ser libre, la experiencia almacenada por muchos años de sufrimiento y de haber estado produciendo las sustancias químicas del sufrimiento y de la auto-compasión de forma repetida han condicionado sub-concientemente a su cuerpo para vivir en dicho estado al que se ha acostumbrado.
Si al despertar respondemos positivamente a nuestros retos y obstáculos, trazamos un camino energético que hace que para otros sea más fácil sobrellevar los suyos, y sanarse gracias a ellos, y sucede por la razón de que todos estamos conectados.

Cuando creamos sensaciones de alegría, incluso si lo hacemos desde la soledad de una montaña, emitimos una frecuencia que hace que, para los demás, resulte más fácil estar alegre. Cuando creamos sensaciones de paz irradiamos una energía que evita guerras. Cuando amamos logramos que amar sea sencillo para los demás, incluso aquellos que nunca llegarán a saber de nosotros. Nuestra capacidad para afectar el mundo de forma contundente es una oportunidad maravillosa una enorme responsabilidad. Aprendamos entonces a conectarnos en el AMOR.

Tiempo