Ir al contenido

DAR EN LA JUSTA MEDIDA

La generosidad tiene dos caras,puede ser benéfica o dañina, aprender a dar íntegramente requiere hacer a un lado la fé ciega de que todo mundo requiere ayuda, evaluar que damos, cómo damos y cual es la intención oculta puede revelar mucho que desconoces de ti y los demás.

TENER TODO BAJO CONTROL

La rigidez como trastorno de personalidad destruye relaciones afectivas, laborales y de desarrollo en todos los ámbitos. Desarrollar la capacidad de conectarse emocionalmente es una habilidad que puede lograrse si se reconoce y trata este problema.

SUMISIÓN A CAMBIO DE AMOR

En nuestro proceso de socialización las mujeres aprendemos que someternos a los hombres es la mejor arma para retenerlos, ellos son hostiles y crueles en su relación con nosotras levantando una muralla que nos divide y aleja cada vez más.Los hombres necesitan programas de entrenamiento emocional para lograr mayor empatía con las mujeres.

ODIAR A LOS PADRES

El odio a los padres es inaceptable para muchos porque signfica renegar de nuestro origen, odiar no es ningún pecado cuando ha habido maltrato en muchos sentidos, las heridas provocadas no permiten relaciones sanas, por tanto hay que atenderlas y resolverlas merecemos ser seres completos para danzar la vida.

TU Y YO SOMOS UNO MISMO

A veces por retener a la pareja le cedemos todo lo que representa nuestra singularidad, espontaneidad y libertad, el precio se paga tarde o temprano, no se sobrevive dominando al más débil. Reconocer y respetar la esencia del otro es vital en la construcción de una relación duradera

LO QUE TUS HÁBITOS PUEDEN LOGRAR EN TÍ

Nuestro cerebro ahorra energía cuando funciona en automático, esto es cuando actuamos sin darnos cuenta, sin poner atención a lo que hacemos, a esto se le llama hábitos, muchos de ellos nos son de gran utilidad, pero otros nos hacen sufrir e impiden que logremos metas exitosas, atreverse a revisarlos es el inicio de una vida plena.