LOS LIMITES SEGUROS INCREMENTAN TU CALIDAD DE VIDA

 

th5FHMYBXM

Te ha sucedido con algunas decisiones que atinadamente tomaste no tienes la menor idea del recorrido que hiciste para llegar hasta ahi? Y con otras donde hubo consecuencias dañinas por más que buscas no identificas que fue lo que falló. La respuesta está en los personajes que habitan en ti: adulto, adolescente y niño los cuales intercambian los mandos en tu vida según las circunstancias, además podemos de averiguar cuál es la actitud preferida cada uno: travieso, enojón, anárquico y una gran variedad más.
El tipo de elecciones van de la mano con necesidades insatisfechas provenientes de nuestro inconsciente que se manifiestan ante determinadas circunstancias.

Aprender a decidir con madurez requiere que conozcamos un conjunto de estrategias que hasta ahora hemos utilizado ante los demás., son llamados mecanismos de defensa Tenemos muchas caretas mismas que utilizamos según sea la ocasión: el bondadoso, el compartido, el obediente, el sacrificado. el temerario, el cara dura, el juguetón, el que todo lo piensa, el que seduce, el super-razonador, el sabelotodo, el que toma distancia y se dedica a observar, , el abusivo, el chantajista, el manipulador, la víctima, el perseguidor, el arrogante, el que exige,, …Sin embargo todos estos personajes tiene algo en común, se mueven por el tipo de límites aprendidos en la infancia y siempre se acompañan de algún tipo de emoción.

th4VVL48V5

 

Todo aquello que no se nos permitió siendo niños, los límites inflexibles o su ausencia nos ha convertido en seres incompletos, esto significa que ponemos límites como nos fueron impuestos en casa ya sea holgados, asfixiantes, incomodos, excesivos, inadecuados o no quizá no los conocimos y se nos permitió todo absolutamente: en ambos casos el daño está ahí. Lo que nos toca ahora que crecimos es revisarlos, conservar lo que sirve, desechar lo que nos destruye y Aprender a poner límites funcionales y saludables a nuestros personajes internos pues esta puesta de conciencia nos da la capacidad de hacerlos con los la gente a nuestro alrededor.

Pongo algunos ejemplos de decisiones destructivas que tomamos de acuerdo al tipo de límites que repetimos con un mínimo de conciencia. Cuando rompes con tu dieta, o dejas de ir al gimnasio varias semanas, tomas o comes en exceso, haces apuestas con tu patrimonio, arriesgas tu vida de pareja permitiendo la intrusión de terceros esto es actúas intrépidamente sin medir consecuencias: quien toma las riendas de tu vida es alguno de los personajes antes mencionados y los resultados son catastróficos porque finalmente son formas de castigo.

Los límites son el espacio saludable entre dos que les permite relacionarse de manera efectiva

Si todavía no puedo usar mis recursos de adulto y recurro a estrategias para evitar sufrir, seguro que estoy siendo destructivo conmigo y en mis relaciones con los demás. Acumulo ira, culpa, vergüenza, e incomprensión porque no puedo ser claro ni directo, Me relaciono desde mi mente, desde mis creencias y racionalizaciones. Preguntarle al corazón es la mejor clave para darnos cuenta de cómo nos sentimos con lo que hacemos, decimos y pensamos.

Dentro de nosotros hay un guía poderoso que nos muestra el camino, que nos aconseja, que nos sostiene en momentos difíciles. Identificar ese guía es crucial para vivir en equilibrio. La parte noble, fuerte, donde radican todas nuestras fortalezas, es intuición, sabiduría, sentido común, experiencia y corazón. Todo esto proviene de nuestro ser. El adulto que evoluciona positivamente tiene una fuerte conexión con esta fuente además de contar con muchos recursos como son la sensatez, claridad, prudencia, confianza, conciencia de sí mismo y de los demás.
Aprender a pedir, sin arrodillarte, sin exigir, sin juicios, sin victimizarte, desde esa parte de ti que se expresa con claridad, con firmeza, sin recurrir a juegos, ni a trampas hace de ti una persona digna, íntegra, dueña de sí misma que se conoce y puede reconocer el lenguaje emocional propio y ajeno. Elegir límites seguros es una decisión basada en la observación de tus experiencias, de tu forma de crianza, de lo que aceptaste o rechazaste, hoy puedes empezar a modificar los límites propios y los que pones a quienes te rodean, Dale un sí a vivir en libertad de elegir y decidir lo que te hace feliz.

 

LAS MUJERES SABIAS NO SE DESTROZAN ENTRE SÍ

Las relaciones que mantenemos entre mujeres son despiadadas, marcadas por una competencia atroz, destructiva, corrosiva que lesiona la integridad de quienes entran en este juego. Hablamos mal, intrigamos, criticamos siempre unas en contra de otras. Es rarísimo que en las charlas de mujeres se edifique, se aporte algo provechoso para incrementar nuestra calidad de vida. El mundo globalizado nos ha vendido esta idea y está bien metida en nuestro subconsciente, toda la publicidad, programas, series, películas nos muestran el modelo de violencia para relacionarnos entre nosotras (“Tu tienes que ser la más hermosa”, “la más elegante”, “con el mejor buen gusto”, “la más sexi”, “la más glamorosa” :tienes que lograr que se retuerzan de envidia quienes te vean). Casi es una regla que el consumo de accesorios, alhajas, ropa, cosméticos, cirugías y todo aquello que engrandezca la apariencia física de una mujer se realiza con un solo propósito el de ponernos por encima de las otras. En estos juegos todos perdemos porque la dependencia que hay con el mundo del consumo a favor del anti-envejecimiento se incrementa, nadie quiere ser vieja, todas queremos la juventud para seguir estando vigentes. Esta separación en la que nos movemos es una estrategia que usa bien la mercadotecnia y sociedad en general, muy convenientemente, DIVIDE Y VENCERÁS es más si no existiese este vicio de relación no existiría la infidelidad. Quien se atrevería a quitarle el marido o novio a otra mujer a quien ve como su igual?
Los hombres lo saben, saben perfectamente de estos comportamientos entre nosotras y es por ello que se aprovechan, y lo hacen buscando una pareja que les satisfaga todos sus caprichos, no en balde ese dicho de que “ellos salen a buscar fuera aquello que no hay en casa” Pues hay la creencia de que nosotras debemos convertirnos en unas supe–mujeres dispuestas a lo que sea con tal de retener a nuestro hombre. Y ahí radica el gran mito, los hombres nos aman así como somos, sin caretas, sin poses, sin máscaras, porque aceptándonos así sin” maquillajes”, podemos aceptar a los demás en el mismo sentido nos quieren por lo que somos, por nuestra esencia y esta se nutre se SER, de permitirnos mostrarnos tal cual somos, valientes, hermosas, compasivas, vulnerables, amorosas, sensibles, poderosas y conectadas con nuestra energía femenina siempre dispuestas a acompañar y a dar incondicionalmente, con paciencia, prudencia, y generando en los demás algo maravilloso que se llama CONFIANZA .
Es vindicativo lograr conciencia de un cambio que resulta impostergable donde empoderemos a nuestra adulta positiva, como parte de un todo entre mujeres, propiciando relaciones constructivas de solidaridad, de apoyo, de empatía, sumando a nuestra lucha por un lugar digno dentro de nuestra sociedad.

graphicstock-four-cheerful-young-women-having-party-and-drinking-champagne-over-white-background_SOZ2yVw2g_SB_PM

RECIBIR AMOR PRODUCE FELICIDAD

untitled

“En el encuentro verdadero y amoroso con el otro logramos reconocernos profundamente a nosotros mismos”.

Darse al amor y en el amor, al mismo tiempo recibir produce felicidad. El dar de mi alegría, de mi interés, de mi comprensión, de mi conocimiento, de mi humor, de mi tristeza. Dar mi tiempo este que no tiene precio, dar de todas las expresiones y manifestaciones de lo que está vivo en nosotros. Al dar así ambos nos enriquecemos, aunque a veces uno de más que el otro.

Si me siento a gusto así como soy, sin caretas, sin poses, sin exageraciones, sin desear tapar u ocultar algo de mi ser, me estoy dando permiso de mostrarme genuinamente, y si además nos gozamos mi pareja y yo en esta entrega, puedo entonces conocer más de mí, pueden revelarse matices que no conocía y con la aceptación incondicional que tengo puedo integrarlos a mí persona sin sentir que corro algún peligro.

Cuando establezco una relación que resulta importante para mí, quizá en mi intento de impresionar estoy haciendo demasiadas maniobras para ser aceptada, mismas que al pasar el tiempo, dejaré de hacer y entonces me mostraré simple y llanamente, -esto da miedo- porque mi mayor temor es que no me quieran -así al desnudo.

thA7TZS43K

Para Joan Garriga “el buen amor se reconoce porque en el somos exactamente como somos y dejamos que el otro sea exactamente como es, porque se orienta al presente y hacia lo que está por venir en lugar de atarnos al pasado, y sobre todo porque produce bienestar y realización

“La idea de que la pareja debe hacernos felices no solo es una falacia individual, sino que pertenece a nuestro imaginario colectivo. Ello se debe a que la pareja es un ingrediente, aunque no el único, de un estado interno que experimentamos como gozo y armonía y que consiste en sentirnos vinculados, pertenecientes, unidos y en familia. A través de la pareja nos sentimos acompañados y ahuyentamos la temida soledad, esa conciencia trémula que se asoma al borde del mundo para otear el frio e insondable abismo sin vida”.

“Muchas parejas reales admiten que el otro no les trajo mayor felicidad, sino mayores retos y complicaciones, así como una mayor capacidad para afrontar problemas, conflictos y desacuerdos, además incluso sienten que la relación y la convivencia les debilitan, desgastan, y desvitalizan, por lo que necesitan revisarlas cada tanto y realizar cambios. Las parejas que perduran afrontan distintos ciclos vitales y retos, como la crianza de los hijos, su crecimiento, su autonomía, la muerte de los padres, la vejez, etcétera, y a menudo necesitan movilizar grandes recursos para salir airosos y reforzar su vínculo”.(1)

matrimonio_th_3

“Para Fromm el amor es dar cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento. El amor es la preocupación activa por la vida y el crecimiento de lo que amamos. El amor es un poder del alma”.

 

“El amor es hijo de la libertad, nunca de la dominación”.(2)

Si yo amo de una manera posesiva y quiero estar encima de mi pareja, acosando, persiguiendo, acorralando, no tengo conciencia de lo mal que aplico mi respeto a la relación, porque aunque digo amarla, estas actitudes comprueban que hay desconfianza, miedo, dependencia, pues no me atrevo a soltar, aprisiono hasta ahorcar y con ello mato mi amor.

El amor nos eleva por encima de las demás especies cuando es desinteresado y bondadoso, pero también nos denigra cuando está contaminado de destructividad, celos, opresión, tristeza.

Para Walter Riso el mal amor es inseguro y cobarde, se ampara en experiencias pasadas para flagelarse y cerrarse a nuevas posibilidades.

A veces de manera inconsciente buscamos personas que nos lastiman, que nos engañan, solo para comprobar que no existen seres buenos, sanos y equilibrados. Aunque cuando aparece uno por ahí que es bondadoso, leal, profundo lo rechazamos y decimos qué flojera. Nos convencemos una y otra vez que no merecemos ser amados.  Y es que amamos también desde nuestras patologías, desde nuestras zonas oscuras quebrantadas, desde las murallas que hemos erigido a aquellos que nos rompieron el corazón. (3)

El humano amor hay  que reconocerlo, abastecerlo y hasta sudarlo para sacarlo adelante. Nuestro siguiente reto en cuestiones de amor es enamorarnos de nosotros mismos, al aceptarnos y  reconocernos tenemos la posibilidad de construir una relación a la medida de nuestras necesidades, de nuestros anhelos, de nuestros sueños, y condimentarla  con creatividad, entusiasmo, fantasía y pasión e irnos puliendo durante el proceso, quizá nos podamos convertir en los mejores amantes y compañeros

“Respetar significa preocuparse porque la otra persona crezca y se desarrolle tal como es, el respeto asume así la ausencia de explotación”.(2)

Sigue leyendo