EL PODER DE LAS PERSONAS TÓXICAS

5e8fbd66e4975e800c91011d1122a7a2Una persona tóxica es aquella que con su boca a través de comentarios negativos, calumnias y exageraciones, gana reconocimiento, simpatía, regalos y favores de los demás. No conoce otras formas de hacerse amar. Su mayor   deseo es sentirse aprobada y querida de quienes la rodean. -Va de casa en casa jugando a hacerse la víctima, la pobrecita, ya que todo mundo es vil y despiadado con ella.

Casi en su mayoría, los tóxicos son protagónicos, siempre pelean el centro de atención, no saben escuchar, se quejan todo el tiempo, son envidiosos, creen que la vida es una competencia, quieren estar por encima de los demás, su pensamiento es polarizado pues solo ven el lado malo en todo. A toda costa quieren tener la razón Provocan la compasión de los demás, saben cómo ganarse la simpatía, saben ganar la confianza y resguardo en una casa, se granjean, sonríen, se solidarizan, pero a medida que adquiere poder con sus protectores empiezan a aprovecharse, pues toda la información que han logrado sustraer empiezan a utilizarla en contra de estos, entonces se muestran tal como son: chantajean, exigen, condicionan y se convierten en unas verdaderas lacras, pues a partir de ahí van a vivir a expensas de los mismos.

Casi todos tenemos algún pariente con estas características y es muy difícil cambiarles su juego, así que es preferible no confrontarlos ni darles demasiada importancia, a lo mejor resulta hasta divertido ver lo bien que desempeñan su papel pero hay evitar engancharse con sus chismes, falsedades y conflictos. Lo que pudiese tener sentido con estos individuos en sacarlas de sus automatismos que se den cuenta de cómo viven su propio cuento. Lo verdaderamente preocupante es que roban energía, vienen a dejar sus basura, y si nosotros se las aceptamos ellos se van a ir tan campantes.

En las personas tóxicas prevalece un ser dividido, que vibra en el miedo, la desconfianza y el victimismo, están atrapados en su ego que los gobierna y somete pues le han dejado todo el poder en sus vidas. No reconocen su lado obscuro así que prefieren adjudicarle todas sus limitaciones y carencias a los demás.  Se sienten aisladas, separadas pues no perciben al mundo como una unidad, es quizá que su nivel de conciencia es muy bajo que no les permite avanzar en su escala evolutiva.

hongosarboles

felicidad
Woman stretching on rock against cloudy sky

RECIBIR AMOR PRODUCE FELICIDAD

untitled

“En el encuentro verdadero y amoroso con el otro logramos reconocernos profundamente a nosotros mismos”.

Darse al amor y en el amor, al mismo tiempo recibir produce felicidad. El dar de mi alegría, de mi interés, de mi comprensión, de mi conocimiento, de mi humor, de mi tristeza. Dar mi tiempo este que no tiene precio, dar de todas las expresiones y manifestaciones de lo que está vivo en nosotros. Al dar así ambos nos enriquecemos, aunque a veces uno de más que el otro.

Si me siento a gusto así como soy, sin caretas, sin poses, sin exageraciones, sin desear tapar u ocultar algo de mi ser, me estoy dando permiso de mostrarme genuinamente, y si además nos gozamos mi pareja y yo en esta entrega, puedo entonces conocer más de mí, pueden revelarse matices que no conocía y con la aceptación incondicional que tengo puedo integrarlos a mí persona sin sentir que corro algún peligro.

Cuando establezco una relación que resulta importante para mí, quizá en mi intento de impresionar estoy haciendo demasiadas maniobras para ser aceptada, mismas que al pasar el tiempo, dejaré de hacer y entonces me mostraré simple y llanamente, -esto da miedo- porque mi mayor temor es que no me quieran -así al desnudo.

thA7TZS43K

Para Joan Garriga “el buen amor se reconoce porque en el somos exactamente como somos y dejamos que el otro sea exactamente como es, porque se orienta al presente y hacia lo que está por venir en lugar de atarnos al pasado, y sobre todo porque produce bienestar y realización

“La idea de que la pareja debe hacernos felices no solo es una falacia individual, sino que pertenece a nuestro imaginario colectivo. Ello se debe a que la pareja es un ingrediente, aunque no el único, de un estado interno que experimentamos como gozo y armonía y que consiste en sentirnos vinculados, pertenecientes, unidos y en familia. A través de la pareja nos sentimos acompañados y ahuyentamos la temida soledad, esa conciencia trémula que se asoma al borde del mundo para otear el frio e insondable abismo sin vida”.

“Muchas parejas reales admiten que el otro no les trajo mayor felicidad, sino mayores retos y complicaciones, así como una mayor capacidad para afrontar problemas, conflictos y desacuerdos, además incluso sienten que la relación y la convivencia les debilitan, desgastan, y desvitalizan, por lo que necesitan revisarlas cada tanto y realizar cambios. Las parejas que perduran afrontan distintos ciclos vitales y retos, como la crianza de los hijos, su crecimiento, su autonomía, la muerte de los padres, la vejez, etcétera, y a menudo necesitan movilizar grandes recursos para salir airosos y reforzar su vínculo”.(1)

matrimonio_th_3

“Para Fromm el amor es dar cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento. El amor es la preocupación activa por la vida y el crecimiento de lo que amamos. El amor es un poder del alma”.

 

“El amor es hijo de la libertad, nunca de la dominación”.(2)

Si yo amo de una manera posesiva y quiero estar encima de mi pareja, acosando, persiguiendo, acorralando, no tengo conciencia de lo mal que aplico mi respeto a la relación, porque aunque digo amarla, estas actitudes comprueban que hay desconfianza, miedo, dependencia, pues no me atrevo a soltar, aprisiono hasta ahorcar y con ello mato mi amor.

El amor nos eleva por encima de las demás especies cuando es desinteresado y bondadoso, pero también nos denigra cuando está contaminado de destructividad, celos, opresión, tristeza.

Para Walter Riso el mal amor es inseguro y cobarde, se ampara en experiencias pasadas para flagelarse y cerrarse a nuevas posibilidades.

A veces de manera inconsciente buscamos personas que nos lastiman, que nos engañan, solo para comprobar que no existen seres buenos, sanos y equilibrados. Aunque cuando aparece uno por ahí que es bondadoso, leal, profundo lo rechazamos y decimos qué flojera. Nos convencemos una y otra vez que no merecemos ser amados.  Y es que amamos también desde nuestras patologías, desde nuestras zonas oscuras quebrantadas, desde las murallas que hemos erigido a aquellos que nos rompieron el corazón. (3)

El humano amor hay  que reconocerlo, abastecerlo y hasta sudarlo para sacarlo adelante. Nuestro siguiente reto en cuestiones de amor es enamorarnos de nosotros mismos, al aceptarnos y  reconocernos tenemos la posibilidad de construir una relación a la medida de nuestras necesidades, de nuestros anhelos, de nuestros sueños, y condimentarla  con creatividad, entusiasmo, fantasía y pasión e irnos puliendo durante el proceso, quizá nos podamos convertir en los mejores amantes y compañeros

“Respetar significa preocuparse porque la otra persona crezca y se desarrolle tal como es, el respeto asume así la ausencia de explotación”.(2)

Sigue leyendo