DAR EN LA JUSTA MEDIDA

 

 

infancia-remar8Socorro es de esas personas que siempre se desviven por ayudar a los demás, si observa niños haciendo piruetas en las calles les regala la leche y el pan para alimentar su estómago. Sus vecinos le piden prestados sus trastos de cocina, plancha, lavadora, bicicleta y a veces el auto. En muchas ocasiones Socorro necesita usar sus cosas pero como están en préstamo se las arregla sin ellas porque no tiene corazón para reclamar que las devuelvan. Ya van muchas veces que camina o usa el colectivo pues sus sobrinos y hermanos disponen de su auto casi todo el tiempo Qué clase de ayuda es esta donde por dar a los demás ella debe pasar penalidades? Y ahora cuando se ha negado a seguir prestando, sus beneficiados han reaccionado con enojo hacia ella, -pareciese que es ya una obligación-.
Generosidad procede del latín generositas. Formada por gen-(generar raza, estirpe, familia) y que originalmente se utlizaba para referirse a la cualidad de una persona noble e ilustre.
La generosidad en las relaciones sociales se suele apreciar bastante y se considera como un rasgo de bondad entre las personas. Como muchos valores sociales, se relaciona con la empatía y la acción de ‘ponerse en el lugar del otro’, con el altruismo, ser caritativo, y magnánimo.

La generosidad puede ser entendida como un valor propio de personas interesadas en ayudar a los demás de forma honesta, se trata de personas muy desprendidas, desapegadas a lo material, gustosas de compartir, sumamente agradecidas con la vida y con los demás, personas que van por la vida dejando huellas con todo lo que hacen por los demás.
Ser generoso puede entenderse de muchas formas por ejemplo: entrega desmedida, dar sin límites, estar al servicio de los demás incondicionalmente, repartir todo lo que se tiene, ayudar a los necesitados, apoyar a todos sin excepción, sobreproteger, hacernos cargo de personas que calificamos como desvalidas, dar a todo aquel que pide, Pagar gastos a familiares y amigos que cuentan con menos recursos que nosotros.
¿De qué forma puedo yo ser generoso sin caer en la sobreprotección?, ¿Cuándo estoy segura de estar dando sin crear parasitismo o dependencia? Dar a quien verdaderamente lo necesita, sin encimarme para resolver algo que no me corresponde, dar sin esclavizar al otro, Dar como un acto de solidaridad ¿En que radica practicar una generosidad saludable?
Podemos apreciar las gradaciones que van desde dar apoyo en forma adecuada hasta entrometernos en lo que no debemos? Así sucede cuando no duermo pensando en solucionar los problemas a otros, invierto tiempo que no tengo para mí o para mi familia haciendo favores a otras personas con la esperanza de que me lo agradezcan, así también cuando pierdo mi estabilidad emocional al permitir que otras personas me carguen sus dificultades. Esto es que caer en la tentación de ir a rescatar a sujetos que se hacen las víctimas, quejándose de lo mal que la vida les trata porque nunca tienen suficiente.

thPJ5IX4MQTomar los problemas de los demás como míos denota una ausencia de límites donde yo invado a la otra persona y me apropio de algo que a ella le corresponde enfrentar para lograr un valioso aprendizaje.
Dar de forma desmedida no hace que la gente nos ame, más bien estamos enviando el mensaje de que  damos para que nos quieran.
Cuando a mi pareja le resuelvo problemas, le quito dificultades, con ello me hago indispensable para él, tengo una gran necesidad de ser tomado en cuenta, de tener su aprobación y tal vez de controlarle.
Pero esto no puede durar toda la vida, si yo he acostumbrado a los demás a: pagar la cuenta, llamar, enviar mensajes, asistir cuando me requieran quien se ocupa de todo, y los demás solo piden y reciben. cabe la posibilidad de empezar hacer un espacio para que los demás hagan algo por mí en reciprocidad.
Muchas veces tenemos sentimientos de frustración porque cuando pasamos por momentos difíciles los demás desaparecen, ¡no tienen tiempo para nosotros!  ¿que significa esto? –No toda la gente sabe recibir-, y -tampoco es merecedora-, -no todos valoran la generosidad-. Y puede ser porque damos desde nuestras emociones, no evaluamos si hay una verdadera necesidad de la otra parte, porqué en el intento de ser bondadosos quizá le hemos dado a quien no lo necesita o tal vez ni siquiera nos pidió ayuda,¡¡ fuimos nosotros quienes la ofrecimos!!!
En el acto de dar es importante respetar la integridad de la persona a quien estoy ayudando, pues si mi ayuda lo hace sentir inútil o mantenido no estoy respetando los límites, es más le estoy bajando su autoestima
Puedo reconocer si hay una intención oculta cuando doy de esta forma?

Tengo claro que doy porque puedo dar, quiero dar y me hace feliz.
También tener en cuenta la estrategia para establecer la reciprocidad. Como dice Walter Riso “Me quiero y me quieres, me cuido y me cuidas”
Dar en la misma medida es lo más sano, tener relaciones recíprocas es lo más recomendable, si estamos trabajando nuestra salud emocional es bueno revisar de qué forma damos, de qué manera recibimos y si esto crea equilibrio en la relación.

acto-de-generosidad-incendio-forestal-compressor-845x600

A la mujer le toca soltar y al hombre retener

En la relación hombre- mujer corresponde a cada uno desempeñar un papel que es el eje del éxito en el mantenimiento y consolidación de esta unión.
Al hombre le corresponde retener a su mujer y lo hace a través de la solidez de su amor, con demostraciones de afecto, ejercitando su rol de proveedor ya sea en lo económico, en lo afectivo y sexualmente, dando cuidados, protección, ternura y apoyo.
A la mujer le toca soltar, hacer sentir a su hombre la total libertad, …y cómo es esto? A base de confianza, las mujeres deben hacer sentir a su hombre que no es perseguido, ni acorralado, nada de estar pidiendo explicaciones por todo, ni pedir cuentas, tampoco interrogatorios de porqués? y a dónde vas? Al hombre le desagrada amenazado, cuanto más libre y a sus anchas se sienta más esta es la condición idónea para entregarse plenamente, solamente así está dispuesto a correr el riesgo de amar totalmente a una mujer y permitir que sea el amor quien tome las riendas en su relación..

En nuestro entorno observamos demasiadas relaciones tóxicas donde cada uno intenta someter al otro, a base de chantajes, de amenazas, de actitudes .Más bien parece que cuando inician una relación con otra persona estuviesen adquiriendo un cachorro del que son dueños y de aquí en adelante a exigirle que le bailen el son preferido. Son modelos que han perdido vigencia porque persiste la creencia de que una relación de dos es para competir, es para sojuzgar, es para ponerse encima del otro. Hoy por hoy la mayoría de personas buscan relaciones ligeras, sin complicaciones, donde pasarla bien y sin mayores compromisos u obligaciones.
La mujer verdaderamente libre es la mujer sabia, la mujer madura, que sabe lo que vale y merece, que reconoce en su hombre a un compañero en iguales condiciones, y que puede tratarlo desde su corazón con amor, consideración y empatía, cada uno es dueño de su vida, tiene planes individuales y planes de pareja, ambos se apoyan uno a otro en el logro de sus objetivos, animan y motivan para persistir, para enfocarse para lograr lo que más anhelan, miran en la misma dirección, se conocen, se admiran, hay atracción sexual y tienen planes en común. No se juran amor eterno, más bien se eligen cada día como compañeros de viaje, se comprometen en el trabajo arduo de mantener su relación en equilibrio, saludable, próspera, feliz. Las dificultades son oportunidades para crecer y aprender, existe la confianza, el apoyo, el entendimiento para que así sea, de tal manera que su vida en común es como una danza continua de celebración de regocijo porque están conscientes de la maravillosa oportunidad que la vida les brinda para crecer en plenitud, para hacerse más sabios, para enriquecerse emocionalmente. Tienen claro que la relación de pareja es un regalo divino, por tanto lo agradecen y celebran todo el tiempo.

Entrenamiento emocional para la autoestima

nexusmap_web

Se puede decir hipotéticamente que La inteligencia emocional es una combinación de dos inteligencias; la inteligencia intrapersonal y la inteligencia interpersonal, . la primera se relaciona con todo lo que sabemos acerca de nosotros mismos, así también la manera en que nos enfocamos a realizar cambios significativos en nuestra forma de ser pensar y actuar para sentirnos a gusto con nosotros mismos. Esta inteligencia permite acceder a los propios sentimientos así como movilizar la capacidad de distinguirlos y recurrir a ellos para guiar la conducta. La segunda es todo lo que sabemos de los demás, es información valiosa que proviene de la manera de comunicarnos con la gente y que es exitosa cuando nos aporta una sensación de bienestar. Es a través de nuestras interacciones tanto verbales como no verbales que nos damos a conocer y conocemos a la demás gente. “La inteligencia interpersonal se divide en cuatro habilidades: liderazgo, capacidad de cultivar las relaciones y mantener las amistades, capacidad de resolver conflictos y la destreza para realizar análisis de situaciones sociales. Es también la capacidad para comprender a los demás, y sus motivaciones. Permite formar un modelo preciso y realista de uno mismo y ser capaz de usar ese modelo para operar efectivamente en la vida. Incluye las capacidades para discernir y responder adecuadamente al humor, al temperamento, a las motivaciones y deseos de los demás.” (Vázquez (2012) El aprender a relacionarnos de manera efectiva con nosotros mismos y con los demás es posible gracias al entrenamiento emocional. El entrenamiento emocional hace posible que podamos modificar en nosotros formas de pensar y sentir dañinas. Consiste en aplicar ejercicios orientados a modificar la percepción poco favorable que desde pequeños y manera automática hemos instalado en nosotros y convertirla en una herramienta que favorezca nuestro desarrollo y maduración emocional, gracias a dicho entrenamiento podemos favorecer nuestra autoestima.” Las personas emocionalmente expertas conocen y manejan bien sus propios sentimientos, interpretan y enfrentan positivamente los sentimientos de los demás, se sienten más satisfechos y son más eficaces en la vida.

Existen cuatro componentes básicos de la autoestima: autoconocimiento, auto-aceptación, auto-respeto y auto-motivación.” (Goleman (2006)

Para Salovey “son cinco las capacidades de la inteligencia emocional:

  1. Conocer las propias emociones, reconocer mis sentimientos mientras ocurren.
  2. Manejar las emociones, serenarse, liberarse de la irritabilidad, ansiedad, melancolía (recuperación mas rápida de los reveses que la vida da.)
  3. Trabajar la propia motivación, ordenar las emociones al servicio de los objetivos, autodominio emocional, y aprender a postergar la gratificación.
  4. Empatía es la conciencia de las necesidades y sentimientos de los demás.
  5. Mejorar las relaciones. Tener la capacidad de dirigir las emociones de otros, liderazgo principalmente.” (Salovey)1997)

Shapiro explica las cualidades emocionales que influyen en el éxito: “empatía, expresión y comprensión de los sentimientos, control de nuestro genio, independencia y autonomía, capacidad de adaptación, simpatía, capacidad de resolver problemas en forma interpersonal, la persistencia, cordialidad, amabilidad y el respeto”. (Shapiro (1997)

Mucho se habla de autoestima, como si de manera simple se pudiese hacer brotar en la gente instalando un disco nuevo y retirando otro dañado que hay que cambiar. La mayoría de motivaciones que integran la autoestima se relaciona con material guardado en el inconsciente. Se localiza en la conciencia interna a la cual no se accede racionalmente, es ahí donde se alojan la mayor parte de nuestras frustraciones, miedos, mitos, tabúes y creencias que de no ser trabajados y superados se convertirán en aquellos obstáculos que enfrentamos día a día. La mayor parte de nuestros problemas provienen de dicho material conocido por nosotros solo a través de los sueños, o bien de la introspección, también es todo aquello que los demás observan pero que a nosotros nos cuesta mucho reconocer, pues la mayoría de las veces resulta doloroso. El hecho de habernos sentido o no amados por nuestra madre será un elemento crucial para que dichas motivaciones apuntalen nuestro sano crecimiento o bien lo obstaculicen. Nuestros pensamientos acerca de lo que somos, acerca de los demás, y nuestra relación con ellos de manera constante colorean la percepción que tenemos con nosotros y el mundo. Puedo sentir vergüenza de ser quien soy, puedo sentir orgullo, puedo sentir que finalmente no importa pues no estoy en este mundo para cubrir las expectativas de nadie. O bien tener la creencia de que me amarían si tan solo fuese diferente a como soy ahora. “Lograr que mi ser se acepte tal cual es y tener una relación amistosa con mis experiencias, ya sean agradables o desagradables,”( Welwood (2010) pudiera ser la base para ponerme en contacto con mis fortalezas, con mi bondad, repetirme que está bien ser como soy en este momento y en los momentos que me he sentido ridículo, tonto o absurdo y dar una respuesta neutral a la mirada que me juzga… si bien no puedo controlar lo que los demás piensan de mi lo que sí puedo frenar en mi es la desaprobación que yo mismo hago de mi. Algunas veces mi mente me dice que sentiría más digno de no ser por….tales o cuales defectos, o tal vez porque no soy lo suficientemente bueno como mi hermano, amigo, vecino en algún deporte, en el arte, en la cocina o bien en las relaciones sociales.

Si bien es cierto que yo puedo ejercer control sobre algunos sucesos, me debe quedar bien claro que hay otros tantos que escapan a él, por ejemplo yo no puedo entrar en el corazón de alguien para que me ame, esto no lo puedo cambiar, lo que sí puedo cambiar es mi respuesta emocional ante su no- amor. “Tu no-amor es un suceso natural que no me hace ni mejor ni peor, no sufro ni muero por ello. Lo trágico es que yo no me ame y desee que tu, lo hagas para llenar un vacío, entonces haré lo que sea para lograr que tú me quieras, renunciare a mis deseos, necesidades y a mí con tal de lograrlo, y cuando tú te vayas volveré a rebajarme para conseguir el amor de otro”(Riso (2012). Para lograr de mi mismo el amor que necesito es aprobándome, reconociéndome tal cual soy celebrando lo que me hace semejante y diferente de los demás, es construyéndome, es esforzándome por convertirme en un ser lo más humano posible. ¿Cómo es mi trato hacia mí mismo? ¿ Estoy conectado?¿ Atiendo mis necesidades? Reconozco mis emociones, ¿se que pienso? Y eso que pienso me ayuda a sentirme mejor? O bien es la causa de que coma, beba, fume, me atiborre de todo lo posible para no sentir. La mente, bien los decía Alejandro Jodorowsky es como un caballo desbocado, que sueltas las riendas puede derribar todo aquello que encuentre a su paso,( Jodorowsky ( 2010) me refiero al hecho de cómo utilizo mi mente, puedo dirigir mis pensamientos? O permito que discurran por ella todo lo que de manera fortuita aparezca, puedo elegir mis pensamientos, ¿ me comprometo con mi higiene mental? ¿Puedo elegir pensar escenarios que me causan estrés, dolor, miedo, enojo, tristeza?, o bien aquellos que me mantienen arriba, alegre, confiado, amoroso, satisfecho. Puedo pensar e imaginar situaciones trágicas, dolorosas, destructivas, puedo también cambiarlas por otras que me proporcionen paz, tranquilidad, entusiasmo, yo tengo el poder de seleccionar aquello que quiero alojar en mi mente, Reconozco en mí el poder de visualizar todo aquello que me convenga, que me nutra, que apoye mi crecimiento. Si yo soy dueño de mis pensamientos, también lo soy de mis emociones, puedo elegir estar triste o feliz, malhumorado o radiante, pleno o vacío. La mayoría de mis miedos son creados, están ahí porque yo los he dejado entrar y juegan un papel importante. “ Si decido tener una relación amistosa con mis experiencias y sentimientos y aprendo a tocar concientemente un sentimiento que hasta ahora me provoca dolor es aprender a liberarme de sus garras, pues me pone en contacto con mi fortaleza.

BIBLIOGRAFIA

  • Nuevas relaciones humanas en el núcleo familiar, Virginia Satir, edit. Pax México 2002. pp.18.
  • Emociones Destructivas, Daniel Goleman, narra un diálogo científico con el Dalai Lama Edit. Vergara 2005 Buenos Aires Argentina. pp87, 144, 145, 148, 149-151, 153, 210.
  • “Técnicas cognitivas para el tratamiento del estrés” Mattew Mckay, Martha Davis y Patrick Fanning. Ediciones Roca.1988 Barcelona España.pp19-23.
  • De la Autoestima al egoísmo, Jorge Bucay edit. Océano, biblioteca Jorge Bucay México 2006.
  • El control de tu estado de ánimo, Manual de tratamiento de terapia cognitiva para usuarios”, Dennis Greenberger, Christine A. Padesky, E. Paidós
  • (1)Inteligencia emocional y rendimiento académico en estudiantes adolescentes, Tesis de licenciatura Jorge Arturo Vázquez Rico. Universidad Pedagógica Nacional ,Unidad Ajusco dic.2012
  • (2)La Inteligencia Emocional Goleman Daniel Edic. B. México Vergara México 2007
  • (3) “Inteligencia Emocional” Mayer J. y Salovey P.What is emotional intelligence? En Mestre, J y Fernández Berrocal, P(coords.) Manual de inteligencia emocional, Madrid Pirámide.
  • (4) Shapiro L.E.1997 La inteligencia emocional en niños. Bilbao, Gpo. Zeta.
  • (5) Welwood John, Amor perfecto, relaciones imperfectas. Norma Bogotá 2008.
  • (6) Walter Riso Amar o Depender, Edit. Oceano México 2010
  • (7) Alejandro Jodorowsky Psicomagia de bolsillo Edit. Siruela México 2010.
  • emociones