VOLVER O NO CON MI EX

 

th1CHNP6KHEl haber tenido una muy buena relación con alguien es motivo de satisfacción y a veces de orgullo delante de la pareja en turno, así que la idealizamos y le colgamos muchas virtudes que a lo mejor ni siquiera eran ciertas, también es una fuente de seguridad pues recurrimos a dicho individuo para recordarle a nuestra pareja actual que hubo alguien que nos valoró más, nos quiso más, aunque desafortunadamente se haya ido. Y otra de nuestras fantasías que se asoma de vez en cuando es qué sucedería si tal o cual pareja viniese a buscarme para pedirme una segunda oportunidad: ¿Es válido dárnosla?, son de mal gusto los segundos tiempos?¿que es lo peor que puede pasar?

El paso del tiempo junto con todas las experiencias vividas nos transforman, pero no todos cambiamos de la misma forma ni en el mismo nivel. Así puede suceder que de la persona de la que me enamore hace diez años e incluso hace dos ya no sea la misma, tampoco yo. Podemos transformarnos en la mejor versión de nosotros, podemos quedarnos atorados sin hallar un rumbo. Habrá cambios que nos ayuden a florecer, habrá cambios que nos dañen, nuestra evolución puede tomar diferentes caminos y por todo ello también es posible que descubramos que nuestro gran amor de antaño es ahora un total desconocido.

También puede pasar que el reencuentro con esa mi pareja sea de lo más valioso que me esté pasando, cuando percibo que me siento tan bien, como si el tiempo no haya pasado, y que esos cambios que se operaron en cada uno de nosotros nos acerquen todavía más .

Nuestro camino evolutivo suele ser caprichoso, a veces encontramos personas y condiciones idóneas para superar conflictos que hemos arrastrado desde nuestra infancia y es que damos un salto cuántico porque creamos resiliencia, nos volvemos más fuertes y más hábiles pero también más comprensivos y bondadosos. También suele suceder lo contrario que las circunstancias con las que hemos tenido que lidiar incrementen nuestra condición de desamparo, de conflicto y que esto de lugar a una situación de empantanamiento. Esto va a dar como consecuencia no solo que ya no me parezca al que fui, sino además me desdibuje frente a los que me conocieron en otra época. Con quien va a ser más fácil que me relacione? Con aquellas personas con las que vibro en la misma frecuencia, desconfianza atrae desconfianza, pobreza de corazón igual, deshonestidad atrae más deshonestidad. Todos elaboramos siendo niños un estilo afectivo y es el que determina la forma en que nos perciben los demás y a la vez percibimos nosotros.

“El estilo afectivo adquirido y el sentido atribuido a la herida constituyen por tanto el capital mental con el que la persona se representa su implicación futura, y también el capital mental con el que responderá a ella. Algunos ejemplos son: Vínculo seguro son los que se desenvuelven mejor, vinculo de evitación son aquellos a quienes les da miedo expresar sus emociones, vínculo ambivalente son los que por angustia agreden a quien aman, Vinculo angustiado son los que solo se sienten bien si aprisionan el objeto de su amor, vínculo desorganizado corresponde a los que siempre se encuentran desamparados, tienen pocos amigos a causa de sus relaciones difíciles”

Si hemos podido gestionar nuestras carencias, debilidades, vacíos, y limitaciones en consonancia con nuestras relaciones familiares y de pareja, sin duda hemos logrado evolucionar y esto nos dará oportunidades de relaciones más satisfactorias.

Entonces mi decisión de volver o no con mi ex no puede estar basada en mis emociones, o en los recuerdos, tiene que ver con la forma en que hemos evolucionado cada uno, cada una de las experiencias que tuvimos alguna marca habrán dejado ya sea para bien o para mal, en conjunto todo esto nos habrá convertido en alguien diferente, más atractivo o menos deseable.

El amor que nos cura, Boris Cyrulnik , edit .gedisa México 2006

thth3ZLBE3DQ

LA CARGA MAS DULCE

 

thL2597ZKGMilán Kundera escribió: “Si cada uno de los instantes de nuestra vida se van a repetir infinitas veces, estamos clavados a la eternidad como Jesucristo a la cruz. La imagen es terrible. En el mundo del eterno retorno descansa sobre cada gesto el peso de una insoportable responsabilidad. Ese es el motivo por el cual Nietzsche llamó a la idea del eterno retorno la carga más pesada”.

“Pero si el eterno retorno es la carga más pesada, entonces nuestras vidas pueden aparecer, sobre ese telón de fondo, en toda su maravillosa levedad”

“¿Pero es de verdad terrible el peso y maravillosa la levedad?”

“La carga más pesada nos destroza, somos derribados por ella, nos aplasta contra la tierra. Pero en la poesía amatoria de todas las épocas la mujer desea cargar con todo el peso del cuerpo del hombre La carga más pesada es por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida. Cuanta más pesada sea la carga, más al ras de la tierra estará nuestra vida, más real y verdadera será.”

“Por el contrario la ausencia absoluta de carga hace que el hombre se vuelva más ligero que el aire, vuele hacia lo alto, se distancie de la tierra, de su ser terreno, que sea real solo a medias, que sus movimientos sean tan libres como insignificantes.”

“¿Entonces que hemos de elegir? El peso o la levedad?”

Un número enorme de mujeres prefieren la carga más pesada: cargar con la educación de los hijos, su manutención, cumplir con una jornada laboral, hacerse cargo de sus padres cuando son mayores, a veces con los hermanos que no acaban de crecer, cargar con un marido alcohólico, desobligado o inmaduro, en fin cargar con todo. ¿De donde proviene este determinismo femenino?, de donde la fuerza, la voluntad, el coraje, para asumir tanta carga y responsabilizarse al igual?

Si como dice Milan Kundera la imágen de la más intensa plenitud de la vida es la carga más pesada. Esto significa que una mujer cuando decide tomar su carga le hace sentir integrada, enraizada, verdadera, completa.¿ Tener una carga otorga significado y sentido a nuestras vidas?.

En nuestra información genética subyace esta información: cuando los hombres salían de cacería y se ausentaban meses, eran las mujeres las que quedaban al frente del clan, alimentando, cuidando a los pequeños, protegiendo de los animales salvajes. Parir hijos, criarlos y estar al frente de todo lo que aconteciera. Pero los tiempos han cambiado y la mujer moderna necesita proyectar su significado evolucionando para sí misma, usando su empoderamiento para conocerse hacerse, restaurarse, reeditarse , abastecerse y evolucionar amorosamente.

Y es que todo el poder que las mujeres tienen sobre su familia, sobre su comunidad y su trabajo, es tiempo de que lo dirijan hacia sí mismas, es tiempo de que todas y cada una de las mujeres de este planeta empiecen a tener tiempo para sí mismas, a gastar su dinero en ellas, a cuidarse, a conocerse más, valorarse otro tanto, darse a sí todo lo que siempre han repartido entre los demás, crearse una vida propia, gozarse de su tiempo, de su espacio, de sus afectos, reconociendo sus necesidades, motivaciones, deseos y anhelos

Acaso no es tiempo ya de desenrollar capacidades, cualidades, intereses en todo lo que hemos ido posponiendo día tras día, mes tras mes y año tras año?

Y es que teniendo para nosotras mismas, dándonos lo que más necesitamos vamos poder evolucionar en nuestra forma de dar, vamos a dar de una manera íntegra que provoque desarrollo en lo que toquemos

Milán Kundera, La insoportable levedad del ser, Tusquets edit .Méx 1992.

th6L9VAC9HthV3Z1QF45

 

Defiende tu bienestar Emocional

thBE69BXAW

Defino como bienestar emocional al manejo responsable de los sentimientos, pensamientos y comportamientos; reconociéndolos, dándoles un nombre, aceptándolos, integrándolos y aprovechando la energía vital que generan para que estén al servicio de la vida Las personas emocionalmente sanas son capaces de identificar y controlar sus sentimientos de manera asertiva y se sienten bien acerca de si mismos, tienen buenas relaciones personales y han aprendido estrategias para hacerle frente al estrés y a las dificultades de la vida cotidiana.

Esto significa que me doy cuenta de que es lo que pienso y asumo la responsabilidad de continuar o no con dicho pensamiento, luego conectar lo que siento con con lo que pensé y darme cuenta del tipo de actitud y comportamiento derivados de esto. Ejemplo : veo al policía del club y pienso es un pesado, entonces voy y lo trato como un pesado, el policía en respuesta puede ser grosero ya que lo estoy atacando. Yo me gano una respuesta defensiva por algo que pensé, pero ese pensamiento no es real es solo mi interpretación de la realidad. Es un juicio que mi mente elaboró y yo actué en consecuencia. Si de manera más frecuente reviso lo que mi mente dice me daré cuenta que yo estoy pensando con mi mente y mi mente se equivoca.

Los comportamientos que tenemos tienen que ver con la forma en que pensamos, cuando hacemos algo de malas o vamos esperando algo difícil es probable que sucedan conflictos en consecuencia,, si por el contrario nos hacemos una expectativa agradable y ponemos nuestra mejor sonrisa, obtendremos mejores resultados. Sin embargo el común de la gente se mueve en automatismos no está presente totalmente en lo que hace, su mente está ocupada con sus redes sociales y el grado de atención que dedica es muy limitado

La salud mental se refiere a la forma en que manejamos nuestra vida diaria y la forma en que nos relacionamos con los demás en distintos ambientes, ej: en la familia, la escuela, el trabajo, en las actividades recreativas y en la comunidad.  También tiene que ver con la manera en que equilibramos nuestros deseos, anhelos, habilidades, ideales, sentimientos y valores para hacer frente a las múltiples demandas de la vida.

Organizar nuestro tiempo, establecer prioridades, dedicarse tiempo a uno mismo, a los amigos, a la familia, emprender nuevas cosas, descubrir habilidades, revisar viejos proyectos, actualizar   sueños y anhelos, echar a trabajar dones y talentos, seguir aprendiendo, crear nuevas relaciones.

Trabajar nuestra salud mental es seleccionar pensamientos constructivos, tener una actitud optimista, no preocuparse innecesariamente, confiar en el proceso de la vida, reírnos de nuestras limitaciones, perdonarnos nuestros errores, ser tolerantes con las debilidades de los demás, practicar la ecuanimidad, darnos tiempos para despejar la mente,. Prescindir de noticias que causan alarma, de programas violentos, estresantes o corrosivos. Así también no engancharnos en charlas tóxicas donde se ventilan las miserias y tragedias actuales.

“Si observamos nuestra mente comprobaremos que vivimos en un estado casi continuo de malestar y de ansiedad. En cuanto dejamos de preocuparnos por una cosa, empezamos a obsesionarnos con otra Las perturbaciones mentales no nos dan respiro, sentimos desasosiego y muy rara vez felicidad verdadera. La televisión y la radio y ahora el teléfono nos bombardean con multitud de imágenes y sonidos que vienen a contaminar nuestra mente.”

Nuestro bienestar emocional es un legado que seguramente hemos construido y capitalizado a base de estrategias para protegernos de los ataques de afuera. Bien de personas tóxicas, metiches y negativas o de noticias amarillistas, y de todo aquello que desequilibra nuestra ecuanimidad.. Muchas veces estamos de excelente humor, enfrascados en nuestras actividades cotidianas, pero de repente recibimos uno o varios mensajes que vienen a romper con este escenario cálido donde transcurre nuestra vida. Aplicar templanza equivale a poner cerrojos y candados a los intrusos que vienen a devastar nuestra paz interna, es quizá lo que podemos empezar hacer. Elige lo que ves, elige lo que escuchas,elige lo que piensas, se consciente de tus reacciones, aprende a permanecer en el aquí y ahora y no te enganches con el desequilibrio de los demás.

Ocho pasos hacia la felicidad ,Gueshe Kelsang Gyatso, Edit Tharpa Méx 2015

ththKBLIL4CO

LA MENTIRA DESTRUYE

 

 

thY4YKX8BU

Todos alguna vez hemos mentido, sea para aumentar la importancia de algo sea para sesgar algo a nuestro favor o para restarle valor, para evitar problemas, para hacer sentir bien a alguien. Para beneficiarnos delatando a alguien que cometió una falta.

Desacreditar es una forma de mentir, revelar secretos de otras personas, ocultar información, decir algo de manera tendenciosa, poner un conjunto de hechos de manera que se beneficien y perjudiquen otras personas, crear recelo o duda, etc. son muchas de las formas que hay para engañar, falsear, manipular etc.

¿Que es mentir?: falsear, engañar, ser deshonesto, faltar a la verdad.

En algunos casos se miente porque se siente que no está uno a la altura del momento o de las circunstancias, esto es para no quedarse atrás, como si fuese una competencia, también por vergüenza a mostrarse tal cual es, en otros casos por desconfianza, pues hay el temor de que los demás se aprovechen.

Se estima que los hombres mienten más que las mujeres y esto es por propia conveniencia. Se cree que las mujeres mienten la mayoría de las veces por hacer sentir bien a los demás.

Las personas que son inseguras, con baja autoestima y que intentan agradar mienten, porque además no saben decir no y en su afán de complacer se comprometen a cosas que después no van a poder cumplir, inventan muchas excusas para salir del paso.

Lo más dañino de la mentira es que erosiona la confianza, que es la base de toda relación humana. La confianza es un elemento difícil de desarrollar en una relación y el más fácil de destruir. Con un solo engaño se hace tambalear la confianza o se puede perder definitivamente. Reconstruir una relación donde se ha perdido lleva mucho tiempo y esfuerzo y muchas veces ya nada vuelve a ser igual . Muy valiosas amistades, relaciones de pareja y a veces con los compañeros de trabajo se han dañado por una dizque inocente mentira. La mentira es difícil de manejar porque tiene algunos matices grises, como por ejemplo secretos personales que cualquiera tiene derecho a guardar, pero alguien cercano puede considerarlo mentira por no compartirlos. Esto se parece a la mentira de omisión cuando se adelanta una información o se dice a medias.

Hay quienes afirman no mentir jamás y hay quienes ni se dan cuenta de la frecuencia con la que mienten.

Tampoco se trata de decir todo lo que pensamos, hay cosas que solo son para uno mismo. Callar sobre la gravedad de una enfermedad con la intención de no privar de la esperanza a un moribundo es la delicadeza con la que nos gustaría ser tratados. Evitar la crueldad es parte de esto. Convivir con personas mentirosas es difícil ya que estamos expuestos a que nos metan en problemas, por ello hay que ser muy cuidadosos con la información que se les brinda. Hay que usar la asertividad y poner límites muy claros para evitar en lo posible malos entendidos.

imagenes-con-frases-chistosas-para-hombres-mentirosos

 

 

Padres y niños lastimados

 

 

nic3b1o-interiorMuchos de los que ahora son adultos recibieron abusos y muchas formas de violencia emocional pero lo alarmante es que en un gran porcentaje, usualmente ha sido con la familia “El niño herido crece, pasa por una adolescencia difícil y se convierte en otro adulto angustiado, estresado, lleno de miedos, de culpa, de violencia hacia él y/o hacia los demás, triste, solo en lo interior, viviendo una vida en blanco y negro y haciendo con sus hijos lo mismo que sus padres hicieron con él. Así se va perpetuando el ciclo, con los difíciles resultados que hoy vemos reflejados en nuestra sociedad llena de familias disfuncionales, de aumento de violencia, indiferencia y caos.”(1)

Abusos en el niño

“Se llama abuso emocional cuando a un niño le cargan trabajo y responsabilidades (como si fuera un pequeño adulto) como vigilar y cuidar a los hermanos menores. Esto es abuso porque de alguna manera le roba su infancia, y se le hace sentir culpable, si falla al no cumplir las tareas asignadas. Los padres esperan más allá de las capacidades evolutivas del pequeño, no se dan cuenta que en el crecimiento de sus hijos hay etapas de maduración, tiempos determinados para que puedan responder a sus requerimientos.

Es también abuso emocional la no disponibilidad emocional, la falta de respuesta, y la negligencia, así como atribuciones negativas y erróneas hacia el niño. Actitudes hostiles y rechazo sistemático hacia un niño donde el cree que lo que le sucede es porque lo merece “. (1)

 

Ser adulto con un niño herido a cuestas es una forma de sobrevivir, nada puede llenar el vacío de todas las necesidades soslayadas.

“Cuando se detiene el desarrollo de un niño, cuando se reprimen los sentimientos, sobre-todo los de rabia y dolor, una persona llega a adulto con un niño enfadado y dolido dentro de él“(2)th

Cuando pensamos en un hogar disfuncional, conformado por adultos y menores de edad, podemos darnos cuenta, que generalmente sólo existen niños heridos, los menores de edad y los que moran dentro de los padres; la familia es pues un grupo de niños profundamente heridos interactuando, sin importar la edad cronológica. La única diferencia es que algunos (los padres) son niños con poder.(1)

Un padre lastimado va a ser uso inadecuado del poder, ya que lo va a aprovechar para resolver necesidades propias.

Mucha infelicidad de los seres humanos tiene su raíz en esta problemática, ya que no podemos enfrentar las demandas que como adultos nos hace la familia, el trabajo, la sociedad, cuando seguimos respondiendo con rabietas, con reacciones fuera de control, con actitudes inapropiadas, relaciones perjudiciales a veces adictivas, cuando no sabemos poner límites o queremos adivinar lo que los demás necesitan. )No se puede responder como adulto cuando las carencias de la infancia dejaron huellas que cada día se hacen más grandes.

Funciones de la familia. La familia tiene como objetivo la construcción de personas adultas con autoestima y sentido de sí mismo, es un escenario de preparación para afrontar retos y asumir responsabilidades y compromisos orientados hacia la dimensión productiva y la plena realización. Es el territorio de encuentro intergeneracional donde los adultos amplían su horizonte y se construye el puente entre el pasado y el futuro, es una red de apoyo social para las distintas transiciones del adulto”(Espinal 2002)

Una familia disfuncional con padres lastimados no puede cumplir con la función de construir personas con autoestima y sentido de sí mismo, es más va a dar como resultado personas con limitaciones en todos los aspectos y que lejos de nutrir sabotea, empobrece, y deforma.

Cabe preguntarnos si estamos dispuestos a revisar cómo está nuestro niño interior, que tan saludable es y si conviene buscar ayuda terapéutica si es que estamos pensando en formar una familia.

 

BIBLIOGRAFIA

  1. Curso taller para adultos sanando al niño interior. Yraís Araceli Acevedo Ovando Puebla Pue.2014
  2. John Bradshaw ,2015 Volver a Casa, México Gaia
  3. Blanco, M. (2013) Sanación emocional del niño interno. México: Índigo.
  4. Cadarso, V. (2013). Abraza a tu Niño Interior. Nunca es tarde para sanar tu infancia. Madrid, España:Palmyra
  5. Charles L.Withfield. (1999). Sanar nuestro niño interior. España: Obelisco Ediciones
  6. Abrams, Jeremiah. (1994). Recuperar el niño interior. España: editorial Kairos
  7. Chopich, Erika J. y Paul Margaret. (2012). Cura tu soledad. Cómo encontrar el amor y la plenitud a través de tu niño interior. España: Editorial Edaf
  8. Espinal Durán Isabel. Tesis “Estudio comparativo entre familias dominicanas y españolas con hijos en educación infantil, basado en las dimensiones de estilo educativo y competencia” Universidad de Valencia,
  9. [1] Danya Glaser. (1993). “Abuso y negligencia emocional (maltrato psicológico): un marco conceptual”. Department of Psychological Medicine, Great Ormond Street Hospital for Children, London, 3JH , England.
    frases-sobre-el-nino-interior-1361202108

     

     

     

     

     

     

RELACIONES ADICTIVAS

 

 

dependenciaUna relación adictiva es aquella que causa dependencia, trastorna el sentido de identidad y en donde se pierden los límites de la individualidad.

John Bradshaw usa el término codependencia para quienes han perdido el contacto con sus sentimientos, deseos y necesidades, son personas que dependen de algo externo para tener una identidad, algunos ejemplos son: búsqueda de aprobación, quedar bien con los demás, culpar a otros por falta de éxito, felicidad, amor o dinero.(3)

Una relación adictiva no tiene que ser exclusivamente con otra persona, puede ser al trabajo, al dinero, al sexo, a bebidas embriagantes, a tóxicos, a video-juegos, al celular y muchos otros más. Quienes la experimentan viven una sensación de sometimiento, donde la voluntad ha dejado de participar en las decisiones, <solo cuando estoy con el objeto de mi adicción me siento bien>, o casi bien, de ahí en fuera <todo el tiempo pienso y busco estar con dicho objeto>. He dejado de disfrutar muchas otras actividades, de personas y situaciones dado que mi objeto es algo que me obsesiona.

Cuando la adicción es con tu pareja, lo más característico en este tipo de relación, consiste en la imposibilidad de terminar con la misma, aunque haya más insatisfacción que bienestar, las quejas van en aumento, no sabes a qué atenerte con él o ella y aunque esperes muy poco siempre acaba por decepcionarte.

Hay una reacción muy peculiar parecida a la abstinencia del adicto frente a las drogas o el alcohol, o aquello de lo que no puede prescindir. Estar separados resulta insoportable dado que quienes padecen esta patología establecen vínculos de fusión con el otro, lo que vendría a explicarse en un sentirse tremendamente indefenso, de estar a la deriva, de solo estar completo con el otro quien ya es parte de sí mismo. La presencia   de la persona o la droga en cuestión funciona como un objeto que facilita esa creencia. Esto es realimentado por la otra parte haciendo que la creencia se afiance. Es muy característicos de los adictivos actitudes tales como: tendencia al control obsesivo en las relaciones, inhabilidad de establecer límites saludables en las relaciones, dificultad para expresar necesidades y sentimientos, exposición a peligros en la búsqueda o mantenimiento de la relación, aislamiento y deterioro físico, mental y emocional. Una de los signos más tempranos y obvios es que la persona afectada se va aislando de sus relaciones habituales a costa de una mayor demanda de atención hacia la relación adictiva. Deja de hacer vida social, de cumplir con otro tipo de compromisos solo para estar disponible cuando el otro le busque. Puede ser que alguno se de valor para terminar con la relación, pero esto no dura mucho, es probable que al escuchar una canción, ver una foto, recordar algún evento que juntos compartieron a tal le entre la nostalgia e inmediatamente busque la reconciliación, Se dirán muchas cosas; promesas que no van a ser capaces de cumplir y así otra escalada más.

“Todo lo que hoy en día se da más, y más a menudo como embarazos en los adolescentes, noviazgos violentos, adicciones tempranas, etc. surgen en personas que fueron niños muy heridos en su infancia, y que al empezar a entrar al ámbito de las relaciones en una adolescencia cada vez más temprana, fácilmente cometen graves errores, porque no cuentan con recursos internos para construir límites seguros que les permitan protegerse a sí mismos, simplemente porque no se aman ni se valoran y cualquier otro que les haga sentir un poquito visto y amado tendrá un gran poder sobre ellos, aunque el precio que haya que pagar, sea irse en contra de sí mismo, en su propio prejuicio, poniéndose muchas veces en situaciones que van de muy incómodas a trágicas, e incluso mortales”.(1)

Una jovencita que es insegura, que desconoce su valor y encuentra una pareja de la que sabe muy poco, es probable que en su interés por retenerla le pase por alto muchas faltas, y que se culpe cuando las cosas no van bien, así tampoco le exigirá que use un condón al tener relaciones sexuales, es más aceptará tener sexo sólo por retenerle.

Joan Garriga habla de la pareja de tres: ” No obstante en el mundo de la pareja suele ser una dinámica común que en lugar de dos sean tres en su campo emocional, este tercero que configura el triángulo, puede ser un amante, el alcohol, drogas, substancias, una pareja anterior, una pareja idealizada, la madre o el padre de uno de ellos o bien un hijo especialmente querido por uno de los padres por encima del otro progenitor, o incluso un trabajo, vocación etcétera”. Esto significa que ante la imposibilidad de tener una relación de dos se busca un tercero para que aporte la dosis de incertidumbre necesaria a este tipo de personas… el alcohol y otras substancias calientan el corazón y actúan como amores seguros, siempre disponibles, especialmente para aquellas personas que no se sienten queridas, sino despreciadas por su pareja o bien por su familia de origen”.(2)

El alcohol y otras substancias calientan el corazón y actúan como amores seguros, siempre disponibles, especialmente para aquellas personas que no se sienten queridas, sino despreciadas por su pareja o bien por su familia de origen”.(2)

Sigue leyendo

IRA y REPRESIÓN o NARCISISMO?

anonymous%20marcha%20pena%20nieto

 

Hace apenas unos días En Monterrey una maestra y tres alumnos fueron balaceados por un estudiante de 3er año de secundaria. Esto no es un suceso aislado, hace más de una década que se viene reproduciendo en distintos lugares y con actores de cada menor edad. Estos sucesos han provocado pánico, dolor, confusión, tristeza, y muchas emociones encontradas, lo que nos obliga a cuestionarnos: ¿que estamos haciendo mal todos los que formamos una sociedad? Y lo que más preocupa es que proviene de casi niños en un contexto educativo donde se supone debería prevalecer la calidez y la seguridad.

Todavía mucha gente conserva intacta la creencia de que los niños y jóvenes son inocentes, y que sólo cabe en su ser la bondad y la dulzura. Ciertamente hubo generaciones así, pero actualmente ya no, esto se ha perdido por el mal uso de las tecnologías y de las redes sociales que corrompen en los pequeños lo más noble que hay en ellos.

“El vecindario cibernético a través de videos se convierte en atracción fatal para la siembra de odios”, (3) así también de mentiras chantajes y separación. ¿Qué clase de información es la que más se envían los niños y jóvenes entre sí: pornografía, amarillismo, violencia, humor negro y otros aún más amenazadores.

La destrucción del tejido social es un fenómeno manifiesto en nuestro país desde hace más de una década, es el resultado de una sociedad que se volvió individualista.

“Hemos abandonado el bienestar común y nuestra identificación con los valores de una comunidad. Cada quien ve cómo resuelve sus problemas pasando aún por encima de los demás”.(3) Aunado a esto vivimos un aislamiento crónico pues nuestras formas de convivencia se han ido reduciendo a lo virtual: son las redes sociales las que nos hacen creer que vivimos en grandes comunidades. Las charlas, los encuentros afectivos, el reconocimiento y confirmación que antes se recibían en nuestras relaciones cara a cara los canjeamos por unos likes en Facebook.

Durante treinta años conviví con adolescentes de entre catorce y diecinueve años, y tengo una opinión sobre ellos. Muchos dan la apariencia de ser muy maduros, de saber que quieren, de no necesitar nada de los demás, engañan con sus maneras de autosuficiencia, muchas veces son pedantes, demasiado hoscos, ponen barreras para que uno no se aproxime. Los que más hostilidad exhiben son los más necesitados de afecto. Lo que aprendí con ellos es que tratándolos con sabiduría, con mucha paciencia, con amor uno puede encaminarlos por el camino de la virtud. Necesitan ser vistos, ser escuchados, saberse importantes y esto muchas veces no lo tienen en sus hogares. Los jóvenes pueden ser moldeados, siempre y cuando aprendamos a respetarlos, a trabajar la confianza, la responsabilidad, la honestidad y el sentido de la justicia con nuestro ejemplo, esto es siendo congruentes. No hay malos jóvenes, hay jóvenes que han aprendido la maldad para sobrevivir a un mundo agresivo.

Cuando un ser humano se siente amenazado inmediatamente aflora en el su parte instintiva e inconsciente para defenderse.( Inconsciencia “De acuerdo con los niveles de conciencia que Freud propone: conciencia, subconsciente e inconsciente, en este último están guardados pensamientos deseos e impulsos de los cuales no estamos al tanto, son activamente reprimidos porque provocan ansiedad, vergüenza y miedo, ahí radica la impulsividad y la irracionalidad, son ejemplo de ello: los temores, deseos sexuales inaceptables, motivos violentos, deseos irracionales, urgencias inmorales, necesidades egoístas, experiencias vergonzosas”) (1)

Es aquí donde   las instituciones educativas con la participación de los adultos pueden contener las emociones de los niños y adolescentes, no provocando este tipo de emociones y/o canalizándolas de manera cálida y afectuosa. Está demostrado que para que haya un buen aprendizaje el clima escolar debe ser de tranquilidad, de aceptación, de confianza. Si por el contrario abunda la hostilidad, las amenazas y los regaños, se está creando un ambiente tóxico generador de más de lo mismo.

Es urgente que padres de familia y profesores instauren programas de educación emocional, enseñando a niños y jóvenes a tener mayor conciencia de sus emociones, esto es a reconocerlas, a canalizarlas, a gestionarlas y a darles un sentido constructivo. No se puede dejar al azahar las respuestas primarias muchas veces narcisistas, inconscientes e irreflexivas de seres que no entienden ni encajan en el mundo actual.

Aunado a todo esto hay una ira flotando en el ambiente, mucha desesperación y desconfianza. “Nuestro país y los que en el vivimos llevamos tres décadas de crisis económica mismas que han obligado a las madres de familia a salir a trabajar, el padre también ha tenido que buscarse un segundo turno, restando así tiempo a la convivencia con los hijos, lo prioritario es traer sustento al hogar, es imposible estar atentos a la educación de los hijos ante una situación terrible de bajos salarios e incremento en los precios”(3)

Son los niños y jóvenes los más vulnerables a la adversidad pues sus redes neuronales aun no maduran suficientemente y por otro lado enfrentan una violencia sistemática ante la cual tienen que desarrollar mecanismos. Escuchar quejas, desaliento, enfado, tristeza todo el tiempo. Sentirse indefensos, inútiles, vulnerables, tal vez hasta como una carga para sus padres.

Son muchos factores, todos importantes que habrá que revisarse de manera exhaustiva para entender en la medida de lo posible la prevalencia de conductas severamente destructivas para lograr propuestas viables que incidan en una educación emocional, en valores y actitudes de convivencia de las generaciones actuales y venideras.

Sigue leyendo