LAS HISTORIAS QUE TE CUENTAS

La levedad nos aleja de la tierra, elegimos el peso porque nos ata

Es una elección hacer cosas constructivas o destruir Se elige amar o desconfiar, se elige encumbrarse o bien rodar. Cuando venimos al mundo no sabemos nada de esto, lo iremos aprendiendo a medida que los si-es y los no-es de los padres y  personas a nuestro alrededor nos vayan indicando la diferencia entre dos caminos, esto es cuando refuercen mi acciones aceptándolas o bien la desechen como algo reprobable. En el mundo moderno es aceptado por la mayoría que se es bueno o se es malo nadie es totalmente bueno, nadie es totalmente malo, se hacen cosas buenas, se hacen cosas malas,  y si son malas: desde dónde? y para quién?, por ejemplo andar desnudo en  las ciudades del país es un delito, no así en una playa nudista o en algunas comunidades norteamericanas.

Hemos recibido de nuestros antecesores un cúmulo de creencias o dicho de otra forma filtros respecto a lo bueno y lo malo, ejemplo: es muy malo mentir, los hombres son malos, las brujerías te acercan al infierno, es bueno tener compasión, es malo gastar todo lo que se tiene, la gente con dinero se corrompe, las personas bondadosas lo dan todo sin pedir nada a cambio. Todo esto representa un legado del que no estamos muy conscientes y que trataremos de poner en práctica la mayor parte de las veces. Que sucede cuando actuamos en forma contraria: esto es que desobedecemos, o bien nos rebelamos, ponemos en tela de juicio este sistema al que hago referencia?  Más aún cuando la religión que me han inculcado lo reafirma.

Todos tenemos un nivel de conciencia que puede ser desarrollado o limitado y es la parte que entra en conflicto, esa vocecita interna que siempre nos está recordando que tan bien o mal hacemos las cosas. Según el diccionario: “la conciencia es una facultad del espíritu humano, de tener conocimiento de su existencia, sus atributos y sus actos. Conocimiento preciso y reflexivo de las cosas del mundo exterior y capacidad de discernimiento del bien y el mal”. Pero si decidimos no hacerle caso a esa voz y nos vamos por la libre? Pueden suceder varias cosas, una es que  mi ser evolucione.  Dado que la conciencia es una facultad, esta puede ensancharse, esto es acceder a un nivel mayor de conciencia al abrirme a nuevos parámetros, o bien comprimirse   conformándome a vivir con culpa el resto de mi vida, siempre reprochándome internamente mi desobediencia, y así también atrayendo castigos, sintiendo que no merezco todo lo bueno y maravilloso que la vida me da.

Creo que en gran medida el tomar una u otra alternativa tiene que ver con la maduración de la idea que hemos interiorizado de nuestros respectivos padres. Hago inca-pie mi idea de mis padres es solo eso, una representación que puede estar muy alejada de lo que ellos son en verdad: ellos  pudieron haber sido unos dictadores con actitudes castrantes y malévolas, y la idea que mi inconsciente guarde  de ellos habrá de evolucionar a unos padres amorosos y compasivos que me otorgan el permiso para decidir el rumbo de mi vida. Esta es la parte que nosotros podemos modificar, sobre la que si tenemos control,  pues si modifico mi idea de mis padres puedo encontrar una puerta de salida, pero si mi psique se queda anclada con la imagen autoritaria a la que me he referido, es muy probable que sufra las consecuencias de mi rebeldía.  

La educación y creencias recibidas, heredadas provenientes de nuestros antecesores conforman el patrimonio en valores que hemos de abanderar durante nuestra existencia, y que se va a modificar de acuerdo a los saberes que se vayan acumulando y que a veces pondrán en jaque eso que para nosotros representa la verdad. Que nuevos conocimientos ponen a temblar mis creencias? Primeramente es el cuestionamiento: -en verdad toda la gente adinerada es corrupta? o así justifico  mis limitaciones para acceder a la abundancia del universo?, es malo mentir?: Exagerar, restar importancia, son actitudes individuales y la línea que separa a ambos es muy delgada, acaso no mentimos todos casi siempre? .A veces la gente que se dice demasiada honrada es la más reprimida y por consiguiente dañada mentalmente.

Después hay aprender desde el punto de vista científico, descartar el pensamiento mítico esto es aquel que está plagado de supersticiones. Y finalmente investigar, analizar, reflexionar, elaborar nuevas hipótesis,   nuevas teorías. Es decir prepararme para esta era moderna, actualizar mis conocimientos, descartar los que resultan obsoletos, incorporar saberes que me otorguen autenticidad, libertad, y felicidad. Aprender a usar nuestro libre albedrío uno de nuestros sentidos de vida. El conocernos más y mejor, ayudar a edificarnos, abrir nuevos senderos por donde transitar, y que aligeren nuestra carga. Así también estar claros de que legado les estamos dejando a nuestros hijos, si eso que ellos han asimilado como una herencia les ayuda a caminar o es una piedra enorme a su paso que les impide avanzar.

“La felicidad no crece allí donde hay buenos y malos, víctimas y perseguidores, cumplidores e irresponsables. Si crece, al menos un poco, donde hay personas que se asumen como imperfectas y toman conciencia de que cometieron errores e hicieron daño, y pueden llevarlo con dignidad, y repararlo de una forma constructiva, a la vez que asumen que pueden resultar dañadas, y que ello también forma parte del paisaje de los vínculos de intimidad. Perjudica mucho a las relaciones humanas, y a la vida, seguir pensando en términos de buenos y malos. Es preferible pensar que entre todos hemos creado una realidad y que cada quien aportó su parte proporcional, claro de acuerdo a su nivel de conciencia”

El buen amor en la pareja, Joan Garriga, pp.68 edit. Paidós 2014

DES-ACUERDOS DE PAREJA

8-cosas-que-no-debes-hacer-si-tu-pareja-es-infiel

 

Una gran cantidad de problemas en una pareja provienen de los malos entendidos, asumiendo que el otro sabe, quiere, y entiende lo mismo que yo o, de lo contrario que tiene la capacidad de leer mi mente simplemente por ser mi pareja.
Existen acuerdos explícitos e implícitos, estos últimos se generan a partir de los hábitos o sea de repeticiones. Algunos de estos llamados acuerdos no siempre son satisfactorios porque no se hablaron primeramente, la mayoría de las veces los seguimos a ciegas sin siquiera saber de qué manera se han ido instalando entre los dos y pasado un tiempo descubrimos que atentan contra uno de los dos, lesionan intereses, la valía personal y a veces hasta la dignidad del que se encuentra en desventaja.
Ejemplos: Quien llama a quién?, quien realiza el trabajo doméstico? Quien decide fines de semana, festivos y vacaciones, quien maneja o administra el dinero, quien toma la iniciativa en la intimidad, quien realiza mucho, quien hace poco, quien grita, quien se calla, quien da, quien recibe…en todos estos ejemplos me estoy refiriendo a las actitudes que se asumen en las áreas más importantes: dinero, tiempo libre, trabajo doméstico, intimidad y familia extendida y concretamente sobre el grado de reciprocidad para dar y recibir. Además del grado de comunicación que tenemos mi pareja y yo para platicar sobre lo que nos desagrada, sobe nuestros deseos y necesidades, así como los cambios que se pueden operar en la forma de vivir la relación de pareja.

 

 

De donde proviene asumir un tipo de acuerdos? Tienen que ver con nuestros estilos afectivos comportamientos, actitudes, formas de reaccionar, de enfrentar, confrontar o evadir respecto de la otra persona y proviene de varios factores como son: estilo de crianza, creencias, lo que hemos visto en casa, así también nuestras carencias, nuestros conflictos internos, todas las situaciones inconclusas como parte de nuestra historia personal y que venimos repitiendo de forma automática con los demás, muchas veces de manera inconsciente,
Cuando se vuelven problemáticos? Cuando son motivos para discusión, enojo y alejamiento, cuando van minando la espontaneidad, la alegría y comodidad para sentirnos a gusto juntos, cuando no nos responsabilizamos de todo lo que sale de nosotros y negamos lo que resulta obvio o cuando tomamos el papel de víctimas ante comportamientos que nos dañan pero que no hemos querido o podido ponerle límites. También dan como resultado los llamados “embotellamientos”. Y es que no se trata de acostumbrarnos a vivir en un círculo vicioso donde se acumula la incomodidad y el resentimiento. Mucha gente piensa que discutir es parte natural de estar en pareja, cuando dos personas se encuentran discutiendo a menudo y sobre los mismos temas cabe preguntarse qué está pasando.

Todos tenemos un abecedario personal de significados y aunque se hable y se tomen decisiones de común acuerdo no siempre van a ser entendidas por ambos de igual forma.
Cualquier pareja ha discutido por lo que desean hacer juntos o separados durante el fin de semana, en qué invertir los ahorros o la crianza de los niños. El problema no es tener un choque ocasional en dichos contextos. Pero si son motivos de pleitos y enojos constantemente, o si al tocarse desatan siempre gran malestar, algo tiene que cambiar. Es muy probable que ninguna de las partes este dispuesta a ceder o bien a negociar. Según John Gottman, psicólogo, investigador con 40 años de experiencia y autor de varios libros acerca de relaciones, es un hecho que entre dos personas que comparten la vida siempre habrá cierto grado de desacuerdos. De acuerdo a sus estudios, el 69% de los llamados “embotellamientos” nunca se resuelven.
Es un mito pensar que podemos estar todo el tiempo de acuerdo y que todos los asuntos hay que discutirlos hasta la saciedad. A veces, tenemos que preguntarnos si el tema será igual de importante de aquí a cinco meses o un año”, dice Ann Martínez, consejera profesional

Y aunque empezar a hablarlo provoca malestar. si prevalece el buen entendimiento, la empatía, la solidaridad y el interés por mantener en equilibrio una relación podemos ir limando asperezas y acomodando la relación de forma equilibrada y satisfactoria.

.
,
comunicacion-en-pareja
Sigue leyendo

DANZANDO CON LA LUNA

Cuando despierto y me estiro palpando cada uno de mis músculos, huesos y tendones, y escucho  los latidos de mi corazón, me hago consiente de  mi respiración, y algo maravilloso me inunda, una alegría inmensa por  volver a ver, de sentir la tibieza de mi lecho, de poder recordar a las personas amadas y agradecer a la inteligencia divina por su bendita existencia.

Un nuevo día, a estrenar, gritando descíframe, Iniciarlo  encierra miles de posibilidades, miles de decisiones, porque finalmente cada paso, cada instante es mi decisión, es mi voluntad quien me lleva aquí y  allá.

Puedo darme cuenta de lo afortunada que soy por tener un lugar tranquilo donde descansar, un lugar espacioso, soleado, intimo, que invita a pensar. Soy feliz porque puedo caminar, porque huelo, porque aprisiono cada instante con mis ojos, porque puedo tocar, puedo sentir, porque estoy atenta al lenguaje de mis emociones,  porque presiento un mundo interno y profundo tan rico como el de fuera.

 

Que bendición es mirar y aspirar el verde de los árboles, el azul del cielo, el dorado atardecer. Qué bello es que alguien me piense, que hermoso es pensar en el que me piensa, que agradecimiento estar completa, cosechar un poquito de lo sembrado.

Jubilosa  ante lo inesperado, cuando veo como la vida entreteje acontecimientos, une puntos aquí y allá para que suceda lo perfectamente necesario con el plan maestro.

Me entrelazo con la luna, recuesto mi cabeza con el sol, danzo a cada instante, agradezco las experiencias que me han tocado vivir, bendigo las estrellas, me muevo al vaivén del viento, me baño con la lluvia, camino entre las olas, me ilumino del atardecer. Me embriaga la  música, intuyo como cada nota toca las  fibras de mi ser, como toda yo me regocijo,  se regocija mi alma, se regocija mi espíritu, comparto el alimento de los dioses.

Recostada en el pasto, me dejo inundar de inmensidad, cuan basto el firmamento, que desfile de formas, majestuosas, murales que describen mundos alternos, recuerdos que vienen y van . Elijo tener tiempo para estar, para ver, sentir, tocar y  experienciar.  Ahhh que delicia estar en este mundo, tan diverso, tan basto, tan vertiginoso en cambiar.

Pareciera el mundo un carrusel en el que los sentimientos, las emociones pasan, alternan, se enfrentan y casi siempre pese a su incompatibilidad resuenan simultáneamente.

Me permito sentir, me dejo  libre, me suelto y aflora mi ser espontáneo. No quiero controlar, no anticipo, me enamoro de lo que es. Vivo en el hoy, en el aquí y ahora. Enamorarme de lo que es, es enamorarme de mi misma. Mi  amor conmigo puede crecer y hacerse inmenso, para que todo lo pueda abarcar. La comprensión de mis limitaciones temporales  derivan expansión. Me permito ser muy dulce conmigo misma, aceptándome  en profundidad. Así encuentro salud, crezco y me libero, dando pequeños pasos hacia mi evolución. Amo a mi ego, a mi niño  ya con menos heridas, a mis profundos sentimientos de angustia, vacío e ira. En esta atmósfera de amor mi ser se libera instantáneamente; yo soy  esa atmósfera de amor, ese espacio que todo lo contiene.

LA UNIDAD

Las fuentes se mesclan con el río

Y los ríos con el océano

 Los vientos del cielo se mesclan para siempre

 Con un dulce emoción;

 Nada en el mundo está solo

 Todas las cosas por ley divina

  Se reúnen y mesclan en un mismo espíritu

Percy  Bysshe Shelley

 

 

INOLVIDABLE SANTORINI

46952268_2136221059963668_8406903976565407744_n

Habíamos comprado paseos en un crucero italiano para realizar un recorrido a vuelo de pájaro por las islas griegas, mismo que se fue posponiendo hasta el mes de octubre.
Nos tocaba visitar Santorini; jubilosos y con grandes expectativas, salimos del barco ayudados por embarcaciones pequeñas que nos acercaron a un montículo enorme con un sendero sinuoso el cual recorrimos en autobús, erámos entre doce y quince grupos de distinta nacionalidad, agrupados según el idioma y con un guía local que hablaba la misma lengua, hicimos una parada para degustar vinos, quesos y aceitunas, además de comprar infinidad de productos autóctonos ahí expendidos. Eran aproximadamente la una de la tarde y el cielo nublado dejo caer miles de gotas por espacio de una hora, así que salimos de este lugar durante una pausa de lluvia y abordamos nuestro autobús, que continuó su recorrido cuesta arriba, cada vez mas alto hasta llegar a una explanada donde fuimos invitados a bajar en medio de un torrente. Inmediatamente parte del grupo empezó a rebelarse y a pedir el inmediato regreso del bus a donde habíamos abordado inicialmente, eran demasiados los que no estaban dispuestos a desafiar el temporal. Una señora ya un poco mayor gesticulaba y gritaba exigiendo que le mostraran donde estaba el “fenomenal paseo prometido”, muchos gritaban, vociferaban, y otros tantos amenazaban, mientras tanto nuestra guía, el chofer y la guardia del barco permanecían amarrados a sus teléfonos celulares dizque pidiendo indicaciones, así que terminamos bajando después de discutir aproximadamente 20 minutos, se nos dijo que a 900 metros estaba la estación del teleférico y que podríamos abordarlo para mirar la ciudad de Thira desde ahí, también se nos dijo que al bajar estaría nuestras embarcaciones esperando para regresarnos al barco, ya que no había otra alternativa. La fila era de cientos de personas y abarcaba más de quinientos metros, la lluvia no era excesiva pero intermitente, así que estuvimos mojándonos y empapándonos durante aproximadamente 150 minutos durante los cuales surgió la empatía, la algarabía, la broma, y al cabo de un rato eso era ya una romería, cuando alguien intentaba colarse por llevar niños pequeños o personas enfermas , inmediatamente el griterío, los chiflidos y señas obscenas caía en cascada, de pronto dejo de llover y apareció el sol, un sol naranja, como un pintura de Van Gogh, en ese momento una ráfaga de esperanza, amor y alegría inundo las filas de todos los que ahí chorreando esperábamos, fueron unos instantes mágicos que lograron darle un sabor dulce a ese paseo a merced de la madre naturaleza.
Para subir al dichoso funicular los pases(eran sopas) que la guía nos había entregado deberían ser canjeados por un boleto de abordar, lentamente fueron abandonando el lugar en grupos de 36 ya que eran 6 naves y cada uno contaba con seis lugares. Cuando abordamos nuestra embarcación aún lloviznaba, que goce fue mirar esperando ahí nuestro Barco.

Santorini o Thira es un pequeño archipiélago circular formado por islas volcánicas, localizado al sur del mar Egeo, aproximadamente a 200 kms. de Grecia.

SER DUEÑO DE NUESTRO TIEMPO

ggg

 

 

 

Boletos de avión volando en nuestros rostros, despedidas y reencuentros, un volveré, un se acabó, o quiero otra oportunidad: nos referimos a la duración de situaciones, de experiencias, sujetas a cambio, que definen periodos, épocas, un antes, un ahora y un después, Un momento presente que puede ser inaceptable, insufrible, inevitable con el mal hábito de nuestra mente para escapar del ahora o bien vivir anticipadamente un futuro donde nos regodeamos, donde todo es perfecto, donde no caben imprevistos.
Del latín, ”tempus” el tiempo es un concepto amplio que se aplica en diversos contextos. El tiempo puede ser visto como la magnitud física que permite secuenciar hechos y determinar momentos y cuya unidad de medida es el segundo.
San Agustín plantea tres distintos tiempos: el pasado, donde se ubican las cosas que ya no existen; el futuro que plantea lo que vendrá, y el presente que inmediatamente se convierte en algo que no existe, convirtiéndose para este filósofo en una verdadera paradoja.

 

 

 

Kant, para quien el tiempo ni está relacionado con el movimiento ni con una experiencia intrínseca al alma, sino con una capacidad humana interna para percibir la realidad, es decir, para poder organizar las experiencias. Siendo entonces correspondiente al entendimiento de cada individuo, el tiempo existe en cada persona
Según Echart Tolle; “el estrés moderno proviene de ocuparnos obsesivamente en llegar al futuro, utilizando el presente solo como un medio de llegar allá. Es decir estar aquí pero querer estar allá, o negarnos al presente por desear estar en el futuro”( 2 )
Tiempo, lo más valioso cuando hay vida, magia hecha verdad con una varita, deseos que se transforman en experiencias concretas, acuerdos para ir en la misma dirección, , darnos la oportunidad de volar, en imaginación, en pensamiento, en sensación, salir de lo lineal y acceder a espirales, donde todo es infinito, es absoluto. Donde todo sucede a una velocidad vertiginosa, y de pronto se detiene, y nos miramos para sentirnos parte de un universo y , abrazarlo, sabiéndonos cercanos, unidos por energías cósmicas. El tiempo es la decisión de experimentarnos de permanecer siendo, de estar, de conexión, es la decisión de permitirnos sumergirnos en cada momento presente, evitando pensar o razonar o calificar eso que estamos sintiendo, es medirnos con lo que pensamos, y con lo que interpretamos. Se dice que se lleva nuestros mejores momentos, que es cómplice de nuestros más secretos anhelos, que todo lo que queremos seguro nos lo va dar. Es aliado e impostor.
Está a nuestro servicio cuando lo valoramos y organizamos en función de lo que necesitamos, se burla de nosotros cuando frustra nuestros planes, se ríe a carcajadas cuando nos dejan plantados, cuando se nos va un avión, cuando nos sirven la cena demasiado fría, cuando tenemos que dejar el café porque estaba demasiado caliente. Para todo hay un tiempo, mismo que se va llevando oportunidades, planes y situaciones porque somos parte del movimiento del cosmos.

Tiempo, de amar, de dar, de recibir, de cosechar, de llorar, de perdonar de reconciliar, de cambiar, de enfocarse, de regresar, de reconsiderar, de brincar, jugar, bailar, de cantar,  de arrepentirse, de vencerse, de mirarse sin caretas de custodiar la felicidad, de exorcizar la obscuridad, . Tiempo de renacer, tiempo de volver a la infancia, tiempo para crecer, tiempo para dejarse ir.
De que me estoy perdiendo en este preciso instante? Qué si puedo hacer? Que ya no puedo hacer, tomar conciencia de ello quizá nos sirva para dedicarnos a vivir lo que verdaderamente nos gusta, nos hace vibrar, y nos da felicidad.
Dice Carlos Fuentes: “El tiempo es como un huracán que nos llega del futuro. No queremos admitirlo porque en el futuro nos espera nuestra muerte. Preferimos privilegiar al pasado y convertirlo en tiempo domesticado, y, a veces en tiempo olvidado. Creemos que no existe sino el presente….Pero hay presente vivo con pasado muerto? Mas cuando todo se conjunta y se resuelve, abrimos los ojos y vemos el tiempo acercarse desde el futuro, porque allí espera el siguiente amor, el siguiente libro, el siguiente amigo, que son quienes –si nos recuerdan y nos aman, nos darán al cabo nuestro tiempo.” (1)

 

Tatuajes-de-relojes-5-600x466

 

 

 

 

(1) Citado por Sergio Pitol en el tercer personaje ediciones era, México 2013
(2 ) El poder del ahora Eckart Tolle, Edit. Grijalbo Méx. 2017

 

 

A la mujer le toca soltar y al hombre retener

En la relación hombre- mujer corresponde a cada uno desempeñar un papel que es el eje del éxito en el mantenimiento y consolidación de esta unión.
Al hombre le corresponde retener a su mujer y lo hace a través de la solidez de su amor, con demostraciones de afecto, ejercitando su rol de proveedor ya sea en lo económico, en lo afectivo y sexualmente, dando cuidados, protección, ternura y apoyo.
A la mujer le toca soltar, hacer sentir a su hombre la total libertad, …y cómo es esto? A base de confianza, las mujeres deben hacer sentir a su hombre que no es perseguido, ni acorralado, nada de estar pidiendo explicaciones por todo, ni pedir cuentas, tampoco interrogatorios de porqués? y a dónde vas? Al hombre le desagrada amenazado, cuanto más libre y a sus anchas se sienta más esta es la condición idónea para entregarse plenamente, solamente así está dispuesto a correr el riesgo de amar totalmente a una mujer y permitir que sea el amor quien tome las riendas en su relación..

En nuestro entorno observamos demasiadas relaciones tóxicas donde cada uno intenta someter al otro, a base de chantajes, de amenazas, de actitudes .Más bien parece que cuando inician una relación con otra persona estuviesen adquiriendo un cachorro del que son dueños y de aquí en adelante a exigirle que le bailen el son preferido. Son modelos que han perdido vigencia porque persiste la creencia de que una relación de dos es para competir, es para sojuzgar, es para ponerse encima del otro. Hoy por hoy la mayoría de personas buscan relaciones ligeras, sin complicaciones, donde pasarla bien y sin mayores compromisos u obligaciones.
La mujer verdaderamente libre es la mujer sabia, la mujer madura, que sabe lo que vale y merece, que reconoce en su hombre a un compañero en iguales condiciones, y que puede tratarlo desde su corazón con amor, consideración y empatía, cada uno es dueño de su vida, tiene planes individuales y planes de pareja, ambos se apoyan uno a otro en el logro de sus objetivos, animan y motivan para persistir, para enfocarse para lograr lo que más anhelan, miran en la misma dirección, se conocen, se admiran, hay atracción sexual y tienen planes en común. No se juran amor eterno, más bien se eligen cada día como compañeros de viaje, se comprometen en el trabajo arduo de mantener su relación en equilibrio, saludable, próspera, feliz. Las dificultades son oportunidades para crecer y aprender, existe la confianza, el apoyo, el entendimiento para que así sea, de tal manera que su vida en común es como una danza continua de celebración de regocijo porque están conscientes de la maravillosa oportunidad que la vida les brinda para crecer en plenitud, para hacerse más sabios, para enriquecerse emocionalmente. Tienen claro que la relación de pareja es un regalo divino, por tanto lo agradecen y celebran todo el tiempo.

MI LEGADO

Cuando mi cuerpo abandone la forma humana y retorne a mi hogar, habré evolucionado, habré concluido esos aprendizajes que motivaron mi llegada aquí.
Y me iré feliz de haber luchado toda mi vida por conseguirlos, uno de ellos: ser la mejor versión de mi misma.
El camino ha sido largo, incierto, obscuro, con peligros acechando por todos lados. He sabido lo que es la soledad pero también he logrado convertirla en mi mejor amiga.
He buscado los caminos más largos, los más sinuosos y muchas veces me he perdido, dando vueltas en círculo.
Ha sido a base de dolor que me he encontrado conmigo misma, he renunciado a ser espectadora de mi vida, he abandonado el papel de víctima para ponerme los trajes y sombreros ms elegantes en la certidumbre de que los merezco.
Hoy sé que la vida es un regalo, un bello regalo disfrazado de muchas formas, colores y ambientaciones.

Mi vida es la gran oportunidad de celebrar permanentemente el continuar en este plano rodeada de las personas que amo y que me aman.
Dando es como recibimos, iluminando a los demás es como nos convertimos en antorchas incandescentes.
Inspiradores de sueños, nuestro gran cometido, nuestro mejor legado: enseñar a volar, emprender el vuelo a otros confines, a otras galaxias.
Porque la vida no tiene límites, esos nos fueron impuestos desde afuera
En el encuentro con el amor de mi vida que soy yo misma, en mi emoción de vibrar muy alto, en el dar como ejercicio cotidiano, en todo esto radica el encuentro con mi ser, con mi esencia, con el anhelado retorno a mi inocencia.

thSM0N5JP3